Función de las Vacuolas: ¿Cuál es?, estructura, importancia, y más

La función de las vacuolas se enmarca en sus múltiples intervenciones durante la función del citoplasma; a continuación entérese de qué va.

¿Cuál es la Función de las Vacuolas?

Debido al contenido vacuolar, la dimensión y la carga de nitrógeno del citoplasma, este tipo de célula encuentra un gran espacio de fricción entre la fina capa del citoplasma y su entorno. El aumento del tamaño de la vacuola da como resultado también el incremento de la célula.

Esta acción deja como resultado del nacimiento de una acción denominada presión de turgencia, que consiste en conservar a la célula hidratada y sostener la rigidez del tejido, uno de los desempeños primordiales de las vacuolas y cloroplastos.

Esta habilidad es la que le permite a las plantas un sano crecimiento, diferenciándose en los animales que necesitan un proceso complejo de elaboración de protoplasma para poder crecer; y es esta la razón por la que las plantas crecen en tierras altas donde los depósitos de agua son escasos.

En la Célula

Otras de las funciones propias de este organismo es la de la desintegración de macromoléculas y el reciclaje de sus elementos dentro de la célula; todos los orgánulos celulares, bien sean ribosomas, mitocondrias y plastidios tiene la habilidad de ser introducidos y reducidos en las vacuolas; gracias a su gran actividad digestiva. (Ver: Función de las Mitocondrias)

En Nutrición

Igualmente son capaces de aislar del resto del citoplasma productos secundarios; que se clasifiquen como tóxicos provenientes del metabolismo, como el alcaloide nicotina; lo que se conoce como proceso de ósmosis; esta función incluye la prevención de daños que puedan causar los elementos adversos durante dicha metabolización.

Las vacuolas también contribuyen a la degradación molecular; esto se debe al ácido existente en el interior de la misma; cuando una molécula es enviada a una vacuola, está, la molécula, es tomada por el tonoplasma que es un transportador de iones de hidrógeno por lo que su nivel de acidez aumenta.

Este orgánulo protege a la matriz citoplasmática de los efectos malignos de sustancias como los metales pesados entre otros.

En los Animales

En estos las vacuolas son llamadas contráctiles; su principal funciones se centra en la eliminación del particular exceso de agua de animales que viven en áreas con baja concentración de sustancias solutas.

En las Plantas

En el caso de plantas, frutas y verduras la gama de funciones es más amplia; sirve como elemento de almacenamiento de reservas agua y enzimas; y de toxinas como bacterias; contribuye con el óptimo crecimiento de las células; protege a la planta de los elementos adversos del medio ambiente y la radioactividad; ejecuta funciones similares a los lisosomas, específicamente cuando posee enzimas hidrolíticas y homeóstasis.

Así mismo, se encargan de mantener el Ph interno de la célula en equilibrio; al encargarse de absorber la acidez del citoplasma como parte del precario sistema excretor que poseen las plantas; que hacen de ellas un elemento atractivo para los insectos a cargo de la polinización.

En este mismo orden de ideas se ha de saber que existen otras estructuras que son igualmente llamadas vacuolas pero con funciones diferentes; estas son:

Vacuolas pulsátiles

Éstas eliminan el agua del citoplasma y la excretan al exterior. Que ingresó al organismo por ósmosis, y que se considera relevante ya que puede llegar a destruir la célula en la que se aloja.

Vacuolas digestivas

Se ocupa de procurar la digestión de sustancias nutritivas, luego esta de ser digeridas son llevadas al interior de la célula y los elementos de desecho son excluidos hacia el exterior de la misma.

Vacuolas alimenticias

Como bien su nombre lo indica posee una función nutritiva, junto con la membrana celular y del retículo endoplasmático liso.

Es por tanto imperante definir en forma de conclusión; que en una misma célula puede existir vacuolas con funciones muy diversas; a razón de que dicha estructura celular rica en citoplasma es capaz de producir por su acción propia durante su propio crecimiento una nueva célula; que se constituye un almacén de fluido, nutrientes y venenos que la hacen una célula homologa a los lisosómicas.

Estructura de las Vacuolas

Las vacuolas son un orgánulo celular multifuncional que se encuentra en todas las células vegetales; y en algunas células procariotas y eucariotas.

Son elementos sellados y circunscritos por una membrana plasmática denominada tonoplasto; está de característica permeable, está contenida por diversos tipos de fluidos, como por ejemplo el agua o las enzimas, y en ciertos casos de sólidos, como las azúcares, las sales minerales, las proteínas y otros tipos de nutrientes.

Mayormente las vacuolas se componen por la cohesión abstracta de un variado grupo de vesículas membranosas, variando su estructura conforme a las necesidades de la propia célula.

Cuando la célula vegetal donde se halla este orgánulo es inmadura, esta posee una gran cantidad de vacuolas pequeñas, que van adquiriendo mayor tamaño uniéndose con otras a medida en que la célula se va desarrollando; cuando dicha célula ha madurado, es posible encontrar hasta un 90 % de su volumen ocupado tan solo una vacuola, con el citoplasma disminuido a una capa muy oprimida hacia la pared celular.

En el principio se creía que la formación de las vacuolas se daba a partir del retículo endoplasmático. No obstante, debido a los avances médicos se encontró que estas son muy similares a las lisosomas de las células animales por lo que se resolvió que ambos elementos tiene la misma fuente de origen.

Esto quiere decir, que ambas están relacionadas con la propia función del citoplasma, que se origina en el aparato de Golgi, un elemento que existe en todas las células eucariotas; el retículo endoplasmático, elemento de la misma célula y los lisosomas.

Esta combinación de tejidos celulares se ha descubierto de igual forma en algunas células vegetales, por lo que el origen de las vacuolas se le atribuye a los lisosomas animales.

El interior de las vacuolas,  contienen un líquido llamado jugo vacuolar, en él se hallan una gran cantidad de sustancias; principalmente se trata de agua, acompañada de otros elementos que varían según el tipo de planta.

Adicionalmente a los líquidos las vacuolas posee: azúcares y proteínas solubles como elementos de reserva; sales minerales y taninos como elementos de desecho; alcaloides y glucósidos como venenos, los cuales son útiles para la planta como elemento de defensa contra sus depredadores y ácido málico.

La vacuola, además, es propiamente dicha una zona de concentración de pigmentos. Los colores azul, violeta, púrpura, rojo que salta a la vista de las células vegetales corresponden, generalmente, a los llamados antocianinas, elemento responsable de cada color característico de frutas y verduras.

Estos pigmentos se conocen como pigmentos solubles y son llamados antocianos; estos son los encargados de dar el color característico de otoño al follaje y de pétalos a plantas como las rosas y las petunias; de frutas como las uvas, las cerezas y las ciruelas y de verduras como el repollo y la remolacha. Este organismo también posee betacianinas, encargada de dar el color a las trinitarias y los cactus, por ejemplo.

(Visited 1.250 times, 7 visits today)

Deja un comentario