Conoce todo sobre la Función de las Fosas Nasales

Respirar parece tan fácil que ni siquiera le prestamos atención, no solemos darle le importancia necesaria al proceso respiratorio, ni a la nariz. Sin embargo, sin eso la vida no sería posible, no en nosotros, por esa razón vamos a hablar hoy sobre la Función de las Fosas Nasales. (Ver también: Función del Citoplasma)

Función-de-las-Fosas-Nasales-1

Función de las Fosas Nasales

Ya hemos definido bien lo que es la nariz y la importancia de la misma para nuestro cuerpo, hemos comprendido que la importancia de la misma va más allá de lo estético, que sin importar la estética si la nariz no cumple sus funciones vitales, simplemente nos morimos con una nariz linda.

La nariz es todo el sistema, es en general el punto de entrada del aire hacia nuestro cuerpo, pero, la nariz está compuesta por las fosas nasales, que es por donde entra ese aire que necesitamos para vivir, más bien el oxígeno. Pero dentro de la nariz suceden algunas cosas para que ése aire pueda llegar bien y limpio a nuestros pulmones.

Una de sus funciones principales es la de relacionarnos con el medio que nos rodea a través del olfato, es decir, si un día vamos caminando y nos topamos con un restaurante que haga una comida exquisita, su olor nos atrae, pero ese olor entra por nuestra nariz, nuestro cerebro recibe la información, la procesa y envía una respuesta, el gusto.

Entonces, gracias al olfato podemos relacionarnos con nuestro entorno, podemos definir e identificar cosas previamente definidas, en éste caso, por medio del olor, sabemos a qué huele un perro, sabemos el olor de la piña, de la guayaba, la naranja, de nuestro plato favorito, del pan, reconocemos nuestro propio olor corporal. Si lo vemos desde ese punto de vista, entonces sí, estamos interactuando con nuestro medio ambiente a través de nuestra nariz y sus fosas nasales.

Función-de-las-Fosas-Nasales-2

Por otro lado, las fosas nasales filtran el aire que entra a nosotros, lo humedece o calienta según sea el caso, y todo con la intención de hacer que el aire llegue en condiciones óptimas a nuestros pulmones y que de esa forma podamos aprovecharlo de una mejor manera, más limpio, más puro.

Dentro de las fosas nasales, en las paredes laterales hay unas estructuras sobresalientes que reciben el nombre de cornetes, éstos cornetes tienen la función de permitir que aumente la superficie de contacto entre la mucosidad de la nariz con el aire entrante. La mucosidad nasal tiene su función vital también porque disponen de vasos y glándulas reguladas por el sistema nervioso vegetativo y son necesarios para que la nariz realice su función correctamente.

Cuando los vasos nasales se dilatan hacen posible que la mucosa se congestione y aumente el intercambio de calor entre la sangre y el aire, lo cual aumenta la temperatura corporal. La nariz tiene su propio método de autolimpieza, tomando en cuenta que las glándulas producen una capa de moco que recubren la nariz y los senos paranasales.

La viscosidad que genera esa capa de moco hace que a ella se adhieran las partículas que se encuentran suspendidas en el aire, luego lo filtra y humedece para su posterior uso. Esa capa de moco se va sustituyendo cuando está sucio, se cambia por moco limpio. El moco viejo es arrastrado por las células nasales hasta la parte posterior de la nariz para pasar a la garganta y luego ser deglutido, o sea, tragado o expulsado por la boca.

Fosas Nasales

El cuerpo humano ha llamado la atención de muchas personas curiosas durante siglos, sin embargo, en tiempos remotos era complicado que un estudioso pudiera explorar el cuerpo humano en todo su esplendor. No por eso la curiosidad desaparecía, fue con el paso de los años y de experimentos secretos que salieron a la luz conceptos relacionados al cuerpo humano, un avance de la ciencia.

No es difícil hacerse a la idea de que la medicina tuvo sus orígenes oscuros, muchos estudios se realizaron en personas con problemas mental, con locura, que no estaban conscientes de lo que estaban haciendo y de lo que les hacían. Si hay algo que llamaba la atención a los curiosos de la época era la nariz.

Pareciera que es algo insignificante sentir curiosidad por la nariz pero, en realidad es muy importante ésta parte del cuerpo, por ella entra el aire y el oxígeno que sustenta nuestras vidas, allí radica principalmente, su gran importancia para el cuerpo humano. Básicamente llamamos respiración al intercambio de oxígeno que entra a nosotros gracias a la nariz, por el dióxido de carbono de las células que expulsamos cuando espiramos.

Podríamos definir que las fosas nasales son dos cavidades que están separadas por un cartílago llamado Tabique. Las fosas nasales comunican el exterior con el interior de nuestro cuerpo, los comunica gracias a los orificios nasales que se encuentran por encima de la cavidad bucal. Forman parte inicial del sistema respiratorio y también tienen su parte importante del del sistema olfatorio, por ende, del olfato y el gusto. (Ver también: Función del Corazón)

Función-de-las-Fosas-Nasales-3

Normalmente las personas le dan más importancia a la apariencia de la nariz que a su función vital para sostener sus vidas. Hay quienes se mueren por tener la nariz perfecta, aquella que es perfilada, sin ninguna imperfección, sin detalles, una nariz no gruesa sino delgada y limpia, hasta se someten a cirugías para lograrlo.

El asunto es que, sin importar la forma de la nariz, su función principal no va a cambiar, no importa si se somete a 300 cirugías para cambiar su apariencia, siempre la nariz tendrá la misma función y será, siempre, mucho más importante que su apariencia física. Sin la nariz, simplemente morimos por falta de aire, de oxígeno.

Una vez un monje budista preguntó “¿Estamos consciente de que respiramos?” Es una pregunta curiosa porque, si nos ponemos a pensar, realmente no estamos conscientes de que estamos respiramos, nos ocupamos de tantas cosas que, realmente no nos detenemos a disfrutar de nuestra respiración.

Si nos detuviéramos un momento a pensar, a meditar en nuestra respiración alcanzaremos un nivel de tranquilidad impresionante, algo que no habíamos sentido o alcanzado anteriormente. Allí nos daremos cuenta de la real importancia de la nariz y que la misma va más allá de estándares estéticos.

Pareciera como algo pequeño que tenemos justo enfrente de nuestro rostro no tiene importancia, o al menos no se le da la importancia apropiada. La gente la ve como un adorno que, si la genética lo quiere puede ser un adorno hermoso, pero si no, entonces será uno horrible al que hay que someter a cirugías. Su importancia no radica allí sino en que es necesaria para sostener nuestras vidas.

Importancia de las Fosas Nasales

A estas alturas creo que ya debemos tener bien claro dónde radica la importancia de nuestra nariz, si en su estética o en las funciones vitales que cumple para nuestro cuerpo, para que el mismo pueda mantenerse vivo, consciente, porque sin nuestra nariz tendríamos que estar conectados a aparatos que sostengan nuestra respiración artificialmente.

Si bien la estética es importante, no lo debe ser todo en nuestro cuerpo. Hay cosas que simplemente debemos considerar más importante, porque es allí donde radica que aun existamos. La nariz sin las fosas nasales sí sería un adorno del cuerpo, pero realmente nuestro cuerpo no tiene adornos que no cumplan alguna función.

Las uñas, el cabello, los ojos, el color de nuestra piel, esos pequeños detalles que normalmente las personas lo ven como adornos del cuerpo, es decir, pintan las uñas, su cabello, usan lentes de contactos verdes o azules para parecer europeos, establecen que un color de piel es más lindo que otro, pero cada uno de ellos tiene funciones específicas.

Función-de-las-Fosas-Nasales-4

Lo mismo pasa con la nariz y sus fosas nasales, si las tapamos nosotros mismos, o sea, si obstruimos las entradas, dejaremos de recibir aire fresco, oxígeno y no pasarán muchos segundos cuando nuestro cuerpo comienza a demandarnos más oxígeno, se desespera y nuestro ritmo cardíaco aumenta.

Si hacemos ese experimento nos daremos cuenta que nuestro cuerpo nos habla y nos dice “¡Eh! ¡Necesitamos más oxígeno, deja ya de jugar o morimos todos!” Nos damos cuenta de la importancia del respirar, de algo tan básico que lo ignoramos totalmente y no nos detenemos a disfrutar del aire que respiramos.

Hasta los vellos que hay dentro de nuestra nariz tiene su función específica, humedecer el aire que entra a nuestro cuerpo, y otra de sus funciones es que actúa como barrera primaria del sistema inmune, todo para proteger a la nariz, es decir, que no entre por ella otra cosa que no sea aire. Por ejemplo, cuando nos entra un mosquito a la nariz inmediatamente se produce una reacción que es estornudar par expulsarlo, los vellos nasales son ese sensor que envía la señal de “¡Intruso!” además de bloquear su acceso al interior de nuestro organismo, no importa si estamos dormidos o no, esa función siempre se cumple. (Ver también: Función del Estómago)

(Visited 187 times, 1 visits today)

Deja un comentario