Función de las Arterias: ¿cuál es?, estructura, y mucho más

La función de las arterias es ejercer como un vaso sanguíneo elástico que transporta la sangre desde el corazón. Esta es la función contraria de las venas, que trasladan sangre al corazón. Las arterias son mecanismos del sistema cardiovascular. Este sistema hace circular los nutrientes y elimina los desechos de las células del cuerpo. Si deseas aprender más acerca de las arterias y su función continua leyendo este interesante artículo…

función-de-las-arterias-3

¿Cuál es la Función de las Arterias?

Las arterias son tubos o vasos fuertes que transportan sangre desde su corazón al resto de su cuerpo. Las arterias transportan sangre que posee oxígeno y nutrientes a tubos más pequeños llamados arteriolas, que luego envían sangre a vasos aún más pequeños llamados capilares. Los capilares son vasos sanguíneos pequeños y delgados que permiten que el oxígeno y los nutrientes fluyan hacia el tejido cercano. El tejido extrae los nutrientes y el oxígeno de la sangre.

Luego de que el oxígeno y los nutrientes han sido surtidos a los tejidos del cuerpo por los capilares, otra red en el cuerpo, dispuesta de vénulas y venas, lleva esta sangre agotada en oxígeno de regreso al corazón. Las arterias de todo el cuerpo son compatibles con varios sistemas y son esenciales para la salud cardiovascular y varias otras funciones de la sangre, incluida la distribución de nutrientes.

Sus arterias son fuertes y flexibles, pero pueden tornarse menos efectivas con el tiempo. Una sustancia llamada placa puede amontonarse en las arterias, lo que limita el flujo sanguíneo y, en última instancia, lo detiene o lo bloquea por completo. Esta placa puede producir una enfermedad cardiovascular grave que puede inducir un ataque cardíaco, un derrame cerebral, una enfermedad arterial periférica o una enfermedad arterial renal.

función-de-las-arterias-6

Al igual que el sistema de enfriamiento en su automóvil, que estimula el fluido del radiador, a través del bloque del motor y de regreso al radiador, su sistema circulatorio es un “circuito cerrado” que radica en su corazón, arterias, arteriolas, capilares, vénulas y venas. La sangre sale de su corazón a través de sus arterias, transita hacia arteriolas cada vez más pequeñas, ingresa en capilares de paredes delgadas, donde el oxígeno y los nutrientes se envían a sus tejidos, fluye en vénulas sucesivamente más grandes y posteriormente retorna a su corazón a través de sus venas.

Hay dos divisiones arteriales dentro de su cuerpo: pulmonar y sistémica. La división pulmonar, que posee solo las arterias pulmonares, es mucho más corta que la división sistémica. Las arterias pulmonares trasladan la sangre desde su corazón y la envían a los pulmones, donde la sangre se oxigena. Esta sangre oxigenada luego retorna a su corazón a través de sus venas pulmonares. La división sistémica posee la aorta y todas sus ramas. Desde su corazón, la sangre oxigenada es empujada hacia su aorta, que es la arteria más grande de su cuerpo.

Dos arterias más pequeñas, las coronarias, se extienden rápidamente desde la aorta para suministrar sangre oxigenada al corazón. A medida que se arquea para descender hacia su abdomen, la aorta emite ramas que llevan sangre a la cabeza y los brazos: la arteria braquiocefálica, la arteria carótida común izquierda y la arteria subclavia izquierda. Al unirse al abdomen, su aorta envía ramas añadidas a su estómago, hígado, bazo, riñones, intestino y otros órganos internos. A continuación describimos las funciones de diversos tipos de arterias:

función-de-las-arterias-8

Renal

La arteria renal, uno de los pares de vasos sanguíneos grandes que se extienden desde la aorta abdominal, que es la porción abdominal de la arteria principal que sale del corazón, y entran en cada una de ellas. Los riñones son dos órganos con forma de frijol que excluyen las sustancias de desecho de la sangre y ayudan en la conservación de líquidos y en la estabilización de la composición química de la sangre.

En la concavidad interna de cada riñón hay una abertura, conocida como hilum, a través de la cual pasa la arteria renal. Luego de pasar a través del hilio, la arteria renal se divide habitualmente en dos ramas grandes, y cada rama se divide en diferentes arterias más pequeñas, que llevan la sangre a los nefrones, las unidades funcionales del riñón. La sangre que ha sido procesada por las nefronas posteriormente llega a la vena renal, que la traslada a la vena cava inferior y al lado derecho del corazón.

La arteria renal ingresa a través del hilio, que se localiza donde el riñón se curva hacia adentro en forma cóncava. En circunstancias estándar, una vez que la arteria renal ingresa a través del hilio, se divide en dos ramas principales, que luego se fraccionan en numerosas arterias más pequeñas, que proveen sangre a distintas áreas de los riñones, conocidas como nefronas. Una vez que la sangre se ha procesado aquí, se envía de vuelta a través de la vena renal a la vena cava inferior y a la sección lateral derecha del corazón.

función-de-las-arterias-9

En medicina y anatomía, la palabra renal se refiere a cualquier cosa relacionada con el riñón. Por ejemplo, la insuficiencia renal es una insuficiencia de los riñones. Frecuentemente, las palabras que utilizamos como términos científicos, principalmente los términos médicos, se basan en palabras latinas. Renal viene de la palabra latina para riñón. Posee dos riñones y las funciones principales de estos órganos son separar los desechos del torrente sanguíneo. Las arterias son numerosas en su cuerpo.

Son vasos sanguíneos que son responsables de (con un par de excepciones) transportar sangre oxigenada a través del cuerpo. Su arteria renal, entonces, es un vaso sanguíneo que traslada sangre oxigenada a sus riñones. Los riñones de una persona normal reciben cerca de una cuarta parte de la producción de sangre del corazón, o 1.2 litros de sangre por minuto. El cuerpo cuenta con mecanismos de autorregulación que elevan o disminuyen el flujo de sangre para adaptarse al estrés.

Los receptores situados en la pared muscular lisa de la arteria renal permiten que las arterias se expandan o contraigan para compensar la presión arterial alta o baja. Cuando la presión arterial total del cuerpo aumenta o disminuye, los receptores sensoriales del sistema nervioso ubicados en el músculo liso La pared de las arterias se ve perturbada por los cambios de presión y, para compensar las variaciones de la presión sanguínea, las arterias se expanden o contraen para conservar un volumen invariable de flujo sanguíneo. (ver artículo: Función de un Gerente General)

Pulmonar

La arteria pulmonar es un vaso sanguíneo que suministra sangre desoxigenada a los pulmones. Como todas las arterias, la arteria pulmonar bombea sangre desde el corazón, en diferencia con las venas, que proveen sangre al corazón. No obstante, a diferencia de la mayoría de las arterias, que trasladan sangre con un contenido de oxígeno respectivamente alto, la arteria pulmonar transporta sangre cuyo contenido de oxígeno es proporcionalmente bajo. La sangre con poco contenido de oxígeno se envía a los pulmones a través de la arteria pulmonar.

En los pulmones, la sangre toma oxígeno y luego se bombea de vuelta al corazón para que circule por el resto del cuerpo. Según la anatomía de la arteria pulmonar, esta comienza en el corazón en la base del ventrículo derecho. En este punto, se conoce como el tronco pulmonar, que es respectivamente corto y ancho. Cuando sale del corazón, el tronco pulmonar se separa en dos direcciones: la arteria pulmonar izquierda y derecha. La arteria pulmonar izquierda es corta y traspasa el saco alrededor del corazón, llamado pericardio.

A partir de ahí, entra en el pulmón izquierdo. La arteria pulmonar derecha es más larga y cruza la parte superior del tórax para ingresar al pulmón derecho. En cuanto a la función de la arteria pulmonar, las ramas de la arteria pulmonar izquierda y derecha llevan su sangre desoxigenada a los correspondientes pulmones izquierdos y derecho. Allí, la sangre se enriquece con oxígeno y se bombea de vuelta a su corazón a través de las venas pulmonares.

función-de-las-arterias-10

Esta sangre recién oxigenada fluye a la aurícula izquierda de su corazón, se bombea al ventrículo izquierdo y, posteriormente, se dispersa a través de la aorta a las arterias que transportan la sangre rica en oxígeno por todo nuestro cuerpo. La arteria pulmonar es una de las pocas arterias que traslada la sangre baja en oxígeno y las venas pulmonares se hallan entre las pocas venas que suministran sangre rica en oxígeno. La mayoría de nosotros aprendimos en la escuela que las arterias transportan sangre rica en oxígeno al cuerpo.

Pero las arterias pulmonares llevan sangre que es defectuosa de oxígeno a los pulmones. Allí, se convierten en capilares y rodean los alvéolos en los pulmones, y se produce la oxigenación. Mientras que las venas habitualmente transportan sangre desoxigenada desde los tejidos al corazón, en este caso, las venas pulmonares se hallan entre las pocas venas que transportan sangre oxigenada. La sangre oxigenada de los pulmones transita de regreso al corazón a través de las venas pulmonares que drenan hacia la aurícula izquierda.

Una vez que se bombea sangre desde la aurícula izquierda a través de la válvula mitral hacia el ventrículo izquierdo, esta sangre oxigenada se bombeará desde el ventrículo izquierdo a través de la válvula aórtica hasta el resto de los órganos y tejidos del cuerpo a través de la aorta. La sangre desoxigenada que ha transitado a través del sistema se recolectará de la vena cava superior y la vena cava inferior, que drenan hacia la aurícula derecha del corazón.

función-de-las-arterias-12

Una vez que se bombea sangre desoxigenada desde la aurícula derecha a través de la válvula tricúspide hacia el ventrículo derecho, la contracción del ventrículo derecho empujará la sangre a través de la válvula pulmonar hacia la arteria pulmonar que llevará la sangre desoxigenada a los pulmones. Dentro de los pulmones, la sangre pasa a través de los capilares contiguos a los alvéolos y se oxigena a través de la respiración. Las ramas de la arteria pulmonar transitan muy cerca del árbol bronquial de camino a los alvéolos.

No obstante, el propio árbol bronquial es proporcionado por la arteria bronquial, que surge de la aorta y transporta sangre sistémica. Cada alvéolo está cercado por un nido de capilares sanguíneos que son suministrados por pequeñas ramas de la arteria pulmonar. En resumen, el circuito pulmonar inicia con el tronco pulmonar, que es un vaso grande que asciende diagonalmente desde el ventrículo derecho y se extiende hacia las arterias pulmonares derecha e izquierda.

A medida que el circuito se acerca al pulmón, la arteria pulmonar derecha se ramifica en dos arterias y ambas ramas ingresan al pulmón en una hendidura medial llamada hilio del pulmón. La rama superior es la arteria lobar superior, que se mantiene en el lóbulo superior del pulmón. La rama inferior se divide nuevamente dentro del pulmón para formar las arterias lobares media e inferior que alimentan los 2 lóbulos inferiores del pulmón, ya que hay 3 lóbulos del pulmón derecho. (ver artículo: Función de la Secretaría de Salud)

función-de-las-arterias-13

Aorta

La aorta transporta y mercantiliza sangre rica en oxígeno a todas las arterias. La gran parte de las arterias principales se extienden desde la aorta, con la excepción de la arteria pulmonar principal. Las paredes de la aorta constan de tres capas. Son la túnica adventicia, la túnica media y la túnica íntima. La aorta es la arteria más grande del cuerpo. La aorta empieza en la parte superior del ventrículo izquierdo, la cámara de bombeo muscular del corazón. El corazón bombea sangre desde el ventrículo izquierdo hacia la aorta a través de la válvula aórtica.

Tres folletos en la válvula aórtica se abren y cierran con cada latido del corazón para consentir el flujo de sangre en un solo sentido. La aorta es un tubo de cerca de un pie de largo y poco más de una pulgada de diámetro. La aorta se divide en cuatro secciones:

  • La aorta ascendente se eleva desde el corazón y mide cerca de 2 pulgadas de largo. Las arterias coronarias se ramifican de la aorta ascendente para proveer sangre al corazón.
  • El arco aórtico se curva sobre el corazón, dando lugar a ramas que llevan sangre a la cabeza, el cuello y los brazos.
  • La aorta torácica descendente viaja hacia abajo a través del tórax. Sus pequeñas ramas proveen sangre a las costillas y algunas estructuras torácicas.
  • La aorta abdominal empieza en el diafragma y se divide para convertirse en las arterias ilíacas pareadas en la parte inferior del abdomen. La gran parte de los órganos principales reciben sangre de las ramas de la aorta abdominal.

función-de-las-arterias-14

Como todas las arterias, la pared de la aorta posee varias capas:

  • La íntima, la capa más interna, facilita una superficie lisa para que la sangre fluya.
  • El medio, la capa media con músculo y fibras elásticas, admite que la aorta se expanda y se contraiga con cada latido cardíaco.
  • La adventicia, la capa exterior, proporciona apoyo y estructura adicionales a la aorta.

Estas capas están formadas de tejido conectivo, así como fibras elásticas. Estas fibras permiten que la aorta se estire para impedir una expansión excesiva debido a la presión que ejerce el flujo sanguíneo en las paredes. En la abertura desde el ventrículo izquierdo hacia la aorta hay una válvula de tres partes que impide el reflujo de la sangre desde la aorta hacia el corazón. La aorta surge del corazón como la Aorta ascendente, gira a la izquierda y se arquea sobre el corazón, y pasa hacia abajo cuando aorta descendente.

función-de-las-arterias-15

Las arterias coronarias izquierda y derecha se extienden desde la aorta ascendente para suministrar el músculo cardíaco. Las tres arterias primordiales se ramifican desde el arco aórtico y dan lugar a otras ramas que suministran sangre oxigenada a la cabeza, el cuello, las extremidades superiores y la parte superior del cuerpo. La aorta descendente transita el centro posterior del tronco, pasa por el corazón, los pulmones y el esófago, cruza una abertura en el diafragma y penetra en la cavidad abdominal.

Justo debajo del nivel de su ombligo, su aorta se fracciona en dos arterias: las arterias ilíacas, que desprenden diferentes ramas más antes de penetrar en sus piernas como arterias femorales. A partir de esta breve descripción de la anatomía arterial, puede ver que las arterias pulmonares son las únicas arterias en su cuerpo que trasladan sangre desoxigenada, mientras que toda la división sistémica traslada sangre oxigenada.

Coronaria

Las arterias coronarias transportan la sangre al corazón y le proveen el oxígeno y los nutrientes que el músculo cardíaco requiere para funcionar. Hay dos arterias coronarias primordiales que se ramifican desde la aorta para abastecer de sangre al corazón. Se les llama arteria coronaria derecha y arteria coronaria principal izquierda. La arteria coronaria derecha suministra flujo de sangre al lado derecho del corazón.

La arteria coronaria principal izquierda se fracciona en la arteria descendente anterior izquierda, que provee sangre al frente del lado izquierdo del corazón, y la arteria circunfleja que abastece sangre al lado izquierdo y la parte posterior del corazón. La arteria coronaria principal izquierda suministra sangre al lado izquierdo del músculo cardíaco, el ventrículo izquierdo y la aurícula izquierda. La coronaria izquierda principal se divide en dos ramas.

La arteria descendente anterior izquierda se extiende de la arteria coronaria izquierda y suministra sangre a la parte frontal del lado izquierdo del corazón. La arteria circunfleja se extiende de la arteria coronaria izquierda y rodea el músculo cardíaco. Esta arteria provee sangre al lado externo y posterior del corazón. La arteria coronaria derecha suministra sangre al ventrículo derecho, la aurícula derecha y los nódulos sinoauricular y atrioventricular, que regulan el ritmo cardíaco.

función-de-las-arterias-16

La arteria coronaria derecha se divide en ramas más pequeñas, incluida la arteria descendente posterior derecha y la arteria marginal aguda. Junto con la arteria descendente anterior izquierda, la arteria coronaria derecha ayuda a proveer sangre al centro o septum del corazón. Las ramas más pequeñas de las arterias coronarias incluyen el marginal obtuso, perforador septal y diagonales.

Dado que las arterias coronarias proveen sangre al músculo cardíaco, cualquier trastorno o enfermedad de la arteria coronaria puede tener graves implicaciones al reducir el flujo de oxígeno y nutrientes al músculo cardíaco. Esto puede llevar a un ataque al corazón y probablemente a la muerte. La ateroesclerosis, que es una acumulación de placa en el revestimiento interno de una arteria que la hace estrecharse o bloquearse, es la causa más frecuente de enfermedad cardíaca.

Las arterias coronarias regulan el suministro de sangre a su músculo cardíaco dependiendo de la cantidad de oxígeno que su corazón requiere en ese momento, según lo indicado por:

  • La cantidad de veces que su corazón late por minuto (conocido como frecuencia cardíaca).
  • Su presión arterial.
  • La fuerza de las contracciones de tu corazón.
  • El grosor de su músculo cardíaco.

función-de-las-arterias-17

Cuanto más duro tiene que trabajar el corazón para bombear la sangre, más oxígeno requiere. Por ejemplo, cuando hace ejercicio, su ritmo cardíaco y su presión arterial se elevan, lo que a su vez aumenta la demanda de oxígeno de su corazón. La principal forma de elevar el suministro de oxígeno al corazón es aumentar el flujo de sangre a través de las arterias coronarias. Su corazón aumenta el flujo de sangre al ensanchar o dilatar sus arterias coronarias.

Si sus arterias coronarias no pueden dilatarse apropiadamente, es posible que el músculo cardíaco no pueda conseguir la cantidad de oxígeno que necesita para funcionar adecuadamente. Las arterias coronarias igualmente incluyen las arterias coronarias colaterales, pequeños vasos sanguíneos que conectan las arterias coronarias normales entre sí. Cuando el corazón está sano, estos vasos juegan un papel mínimo.

No obstante, cuando una arteria coronaria se obstruye, las arterias coronarias colaterales ayudan a ampliar el flujo de sangre hacia el área del corazón que está siendo privada del flujo sanguíneo. Estos vasos, aunque pequeños, pueden en realidad brindar bastante sangre para ayudar a prevenir daños mayores en el músculo cardíaco durante un ataque cardíaco.

Subclavia

Hay dos arterias subclavias que suministran la sangre a nuestros brazos. Las arterias subclavias se ramifican hacia las arterias vertebrales. Estos transportan sangre oxigenada hasta el cerebro desde la base del cuello. La arteria subclavia derecha se halla debajo de la clavícula. Se ramifica desde el tronco braquiocefálico. La arteria subclavia izquierda se ramifica desde el arco de la aorta y concluye en el borde lateral de la primera costilla. En este punto, se convierte en la arteria axilar.

Cada arteria subclavia se divide en tres partes en relación con el músculo escaleno anterior. La primera parte se desarrolla desde el origen hasta el músculo. La segunda parte se aproxima al músculo. Por último, la tercera parte es lateral al músculo. Cada arteria subclavia se extiende cerca de dos centímetros por encima de la clavícula del cuello, que se halla por encima del vértice de la pleura.

Es posible que se constituya un aneurisma (una dilatación anormal de los vasos sanguíneos) en una arteria subclavia o en ambas. Algunas de las causas más habituales de un aneurisma de la arteria subclavia son causas postraumáticas como un disparo, obstrucción de la salida torácica y arteriosclerosis que es cuando las arterias se endurecen. En la anatomía humana, las arterias subclavias son pares de arterias primordiales del tórax superior, debajo de la clavícula. Reciben sangre del arco aórtico.

función-de-las-arterias-18

La arteria subclavia izquierda provee sangre al brazo izquierdo y la arteria subclavia derecha suministra sangre al brazo derecho, con algunas ramas que abastecen la cabeza y el tórax. En el lado izquierdo del cuerpo, la subclavia sale directamente del arco aórtico, mientras que en el lado derecho nace de la arteria braquiocefálica relativamente corta cuando se bifurca en la subclavia y la arteria carótida común derecha.

Las ramas usuales de la subclavia en ambos lados del cuerpo son la arteria vertebral, la arteria torácica interna, el tronco tirocervical, el tronco costocervical y la arteria escapular dorsal, que pueden ramificarse de la arteria cervical transversa que es una rama de la tirocervical el maletero. La subclavia se transforma en la arteria axilar en el borde lateral de la primera costilla.

función-de-las-arterias-19

Gástrica

Existen dos tipos de arterias gástricas, la arteria gástrica izquierda provee sangre a la curvatura inferior del estómago junto con su contraparte, la arteria gástrica derecha. La curvatura inferior del estómago, igualmente llamada curvatura mayor, es la superficie grande y curva del lado izquierdo del estómago. Las dos arterias poseen diferentes puntos de origen, con la ramificación gástrica izquierda desde el tronco celíaco, mientras que la gástrica derecha se produce en la arteria hepática adecuada.

Las ramas de la vía gástrica izquierda asimismo proveen sangre a la parte inferior del esófago. La arteria transita la parte inferior de la curvatura inferior del estómago, mientras que la arteria gástrica derecha transita la parte superior de la curvatura. Las dos arterias se entrelazan para permitir que la sangre fluya sin problemas hacia los tejidos del estómago.

La úlcera péptica severas, que son llagas abiertas en el revestimiento del estómago, puede dañar la arteria gástrica izquierda si las úlceras se vuelven lo bastantemente graves como para degradar el revestimiento del estómago y admiten que el ácido del estómago entre en contacto con la arteria en sí. Esto puede producir que una gran cantidad de sangre se filtre hacia el estómago, lo que hace que la sangre esté presente en los movimientos intestinales y de esta forma puede inducir la expulsión de sangre.

función-de-las-arterias-30

Si no se trata, esto puede llevar a una pérdida masiva de sangre. Una vez que se ha consumido la comida, el estómago es la primera parada significativa en el tracto digestivo. Aquí, las enzimas y los ácidos empiezan a descomponer los alimentos. Para que el estómago trabaje, necesita un abastecimiento constante de sangre rica en oxígeno, que es administrada por dos arterias específicas. La arteria gástrica derecha está en el lado del estómago donde el píloro, una válvula muscular en el extremo del estómago, se vincula al duodeno, el comienzo del intestino delgado.

El vaso se ramifica desde la arteria hepática común, y se ejecuta en dos cursos separados. El vaso discurre a lo largo de la curvatura menor del estómago, que es el espacio entre los orificios cardíacos y pilóricos. El orificio cardíaco es la abertura al comienzo del estómago, donde se adhiere al esófago. El orificio pilórico es el final, donde se adhiere al intestino delgado. La arteria gástrica derecha recorre un camino alrededor de toda la curvatura mayor del estómago, la gran superficie curva del lado izquierdo del estómago, donde se halla con la arteria gástrica izquierda.

Mientras que la arteria gástrica derecha lleva sangre rica en oxígeno al estómago, la vena gástrica derecha drena la sangre agotada en oxígeno a la vena hepática común. A partir de ahí, esta sangre fluye a través del resto del sistema venal hasta que llega al corazón, donde se le proporciona oxígeno. Luego, esta sangre recientemente rica en oxígeno regresa al corazón para la recirculación en todo el cuerpo.

función-de-las-arterias-21

Tibial Posterior

La arteria tibial posterior es la más grande de las dos ramas de la arteria poplítea. Desciende por debajo del músculo de la pantorrilla y se divide en ramas para proveer sangre a la piel, los músculos y otros tejidos de la parte inferior de la pierna a lo largo del camino. Algunos de estos se adhieren a las redes nerviosas detrás de la rodilla y alrededor del tobillo. La arteria tibial posterior baja por la pierna, justo debajo de la rodilla. Se ramifica desde la arteria poplítea y suministra sangre recién oxigenada a la sección posterior de la pierna y la parte inferior del pie.

Durante el curso de este vaso sanguíneo, se divide en varias ramas. Esto incluye las arterias plantares perular, medular y lateral. Mientras que la arteria provee sangre oxigenada, la vena tibial del afiche drena la sangre con poco oxígeno y la mueve hacia el corazón y los pulmones. La arteria tibial posterior es clara o palpable en ciertas ubicaciones.

Se puede detectar sencillamente un pulso en el punto Pimenta de la pierna, que se halla cerca del maléolo medial y el punto de inserción del tendón de Aquiles. El maléolo medial es la proyección ósea en el interior de cada tobillo. Frecuentemente, los médicos acceden al pulso de un paciente a través del punto de Pimenta. Al hacer esto, pueden realizar una evaluación con respecto a la salud arterial y los riesgos del paciente para la enfermedad vascular periférica.

función-de-las-arterias-25

Esta afección involucra una obstrucción circulatoria no relacionada con el corazón o el cerebro. La arteria tibial posterior inicia en el borde inferior del popliteus como una de las dos ramas terminales de las arterias poplíteas, la otra es la arteria tibial anterior.

Eso provee la parte posterior de la pierna, es decir, los dos compartimentos posteriores y la planta del pie. Cerca de su inicio, la arteria desprende la arteria peroneal que nutre los músculos profundos de la pantorrilla y los músculos en el compartimento lateral y desciende a lo largo del borde medial del peroné.

La arteria peronea perfora la membrana interósea para entrar en el compartimiento extensor y puede reemplazar o complementar la arteria dorsal del pie. La arteria tibial posterior entra en la planta del pie al pasar al retináculo flexor. Su pulsación se puede sentir a medio camino entre el maléolo medial y el borde medial del tendocalcano. La pulsación de la arteria peronea se siente frente al maléolo lateral en su borde medial.

función-de-las-arterias-26

Carótida

Las arterias son vasos que transportan la sangre desde el corazón. Las arterias carótidas son vasos sanguíneos que proveen sangre a la cabeza, el cuello y el cerebro. Una arteria carótida es la posición a cada lado del cuello. La arteria carótida habitual derecha se ramifica desde la arteria braquiocefálica y se desarrolla hasta el lado derecho del cuello. La arteria carótida común izquierda se ramifica desde la aorta y se extiende hasta el lado izquierdo del cuello.

Cada arteria carótida se extiende en vasos internos y externos cerca de la parte superior de la tiroides. Las arterias carótidas proveen sangre oxigenada y llena de nutrientes a las regiones de la cabeza y el cuello del cuerpo. Tanto la arteria carótida común derecha como la izquierda se ramifican en arterias internas y externas:

  • Arteria carótida interna: provee sangre oxigenada al cerebro y los ojos.
  • Arteria carótida externa: provee sangre oxigenada a la garganta, glándulas del cuello, lengua, cara, boca, oído, cuero cabelludo y otras partes relacionadas.

función-de-las-arterias-27

La arteria carótida común se halla bilateralmente, con una a cada lado del cuello anterior. Cada arteria carótida común se divide en una arteria carótida externa e interna. Estas arterias transfieren sangre a las estructuras internas y externas del cráneo. La arteria carótida externa lleva sangre a las estructuras externas al cráneo, especialmente a la cara, y la carótida interna a las estructuras internas del cráneo, incluido el cerebro. La carótida interna es responsable de proveer sangre al hemisferio cerebral más cercano con la ayuda de la arteria basilar.

El sistema vertebral-basilar provee sangre cuando la arteria carótida no puede hacerlo, como cuando se produce un bloqueo. La arteria cartoidea interna se mueve hacia arriba, a lo largo del cuello, pasando detrás de la oreja hacia el espacio subaracnoideo cerca del lóbulo temporal, esta a su vez se divide en dos ramas, la arteria cerebral media y la arteria cerebral anterior.

La arteria carótida externa es respectivamente recta, pero la arteria carótida interna se tuerce y da vuelta, aumentando la probabilidad de obstrucciones. Un bloqueo severo podría producir un accidente cerebrovascular porque reduciría el flujo de sangre al cerebro.

función-de-las-arterias-28

Estructura de las Arterias

Sus arterias son básicamente tubos huecos vivos que llevan fluidos, o sangre, de un lugar a otro. Las paredes de todas las arterias están formadas por tres capas: la túnica íntima, la túnica media y la túnica adventicia, que están colocadas una encima de la otra como las capas de una cebolla. ”Tunica” sencillamente se entiende como un recubrimiento. La túnica íntima, que está en unión de tiempo completo con su sangre, está compuesta de tres capas.

Una capa interna delgada de células endoteliales suministra una superficie suave y casi sin fricción que admite que la sangre fluya libremente a través de la arteria. Cerca de las células endoteliales hay una capa delgada de tejido conectivo, que luego está envuelta por una fina red de fibras elásticas que ayudan a mantener la túnica íntima y la adhieren a la siguiente capa, que es la túnica intermedia. La túnica media, que está formada por fibras elásticas y músculos, es la capa más gruesa de la pared de una arteria.

La elasticidad de la túnica media admite que las arterias se expandan con cada latido del corazón y se retraigan cuando el corazón descansa. El movimiento hacia adentro y hacia afuera de sus paredes arteriales, que puede manifestarse como un pulso en cualquiera de sus arterias principales, ayuda a estimular su sangre hacia adelante. Los músculos de la túnica media ayudan a regular la presión arterial al ensanchar o estrechar el diámetro interno de las arterias. (ver artículo: Estructura de un Virus)

función-de-las-arterias-5

La túnica adventicia, que es la capa más exterior de la pared arterial, está constituida esencialmente de fibras elásticas y colágeno, una proteína que compone todo el tejido conectivo de su cuerpo. La túnica adventicia es lo adecuadamente resistente para mantener la arteria y anclarla a las estructuras circundantes, pero lo adecuadamente elástica como para permitir que la pared se expanda. Las arterias poseen un alto porcentaje de un tipo especial de músculo, llamado músculo liso, que puede ser intervenido por hormonas y señales específicas del sistema nervioso.

La capa exterior de una arteria está formada de fibras de colágeno. La capa media posee músculo liso y fibras elásticas. La capa interna es el revestimiento llamado el endotelio. La sangre viaja a través del centro hueco de las arterias. Si este centro hueco se retrae debido al desarrollo excesivo del músculo o la formación de placas, puede subir la presión arterial. La placa igualmente hace que las arterias sean menos flexibles.

Si una arteria se rompe o se bloquea, como en un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco, los tejidos que regularmente suministra morirán también. Las paredes gruesas y fuertes de las arterias hacen que puedan resistir las altas presiones que existen cerca del corazón. Todos los órganos principales del cuerpo poseen su propio tipo especial de arterias que están estructuradas de manera única para entregar los suministros requeridos.

función-de-las-arterias-2

El músculo cardíaco es abastecido por las arterias coronarias. La arteria coronaria izquierda y la arteria coronaria derecha se extienden fuera de la aorta y la arteria coronaria izquierda se divide adicionalmente en la arteria circunfleja y la arteria descendente anterior izquierda. Estas cuatro arterias son las que pueden substituirse en la cirugía de injerto de bypass de arteria coronaria, conocida como CABG. Un bypass cuádruple sustituye las cuatro arterias. Como se mencionó anteriormente la pared de la arteria se constituye de tres capas principales:

  • Tunica Adventitia o Externa: La cubierta externa fuerte de arterias y venas. Está compuesta de tejido conectivo, así como de colágeno y fibras elásticas. Estas fibras permiten que las arterias y venas se extiendan para prevenir la expansión excesiva debido a la presión que realiza el flujo sanguíneo en las paredes.
  • Túnica media: la capa media de las paredes de las arterias y venas. Está compuesta por músculo liso y fibras elásticas. Esta capa es más gruesa en las arterias que en las venas.
  • Tunica Intima: La capa interna de las arterias y venas. En las arterias, esta capa está compuesta por un revestimiento de membrana elástica y un endotelio suave, que es un tipo especial de tejido epitelial, que está cubierto por tejidos elásticos.
  • La pared de la arteria se expande y se reduce debido a la presión ejercida por la sangre a medida que el corazón bombea a través de las arterias. La expansión y la contracción arterial o el pulso concuerdan con el corazón a medida que late. El latido del corazón es formado por la conducción cardíaca para expulsar la sangre del corazón y al resto del cuerpo. (ver artículo: Función de la Sangre)

Función de La  Arteria y Capilares

Los capilares son vasos sanguíneos muy pequeños, tan pequeños que un solo glóbulo rojo apenas puede pasar a través de ellos. Ayudan a vincular sus arterias y venas, además de facilitar el intercambio de ciertos elementos entre la sangre y los tejidos. Es por esto que los tejidos que son muy activos, como los músculos, el hígado y los riñones, poseen una gran cantidad de capilares. Los tejidos menos activos metabólicamente, como ciertos tipos de tejido conectivo, no poseen tantos.

Los capilares enlazan el sistema arterial, que incluye los vasos sanguíneos que transportan la sangre desde su corazón, a su sistema venoso. Su sistema venoso incluye los vasos sanguíneos que llevan la sangre de regreso a su corazón. El intercambio de oxígeno, nutrientes y desechos entre la sangre y los tejidos también sucede en sus capilares. Esto sucede a través de dos procesos:

  • Difusión pasiva: Este es el movimiento de una sustancia desde un área de mayor concentración a un área de menor concentración.
  • Pinocitosis: Esto se refiere al proceso a través del cual las células de su cuerpo toman moléculas pequeñas, como las grasas y las proteínas.

Las paredes de los capilares están constituidas por una capa de células delgadas llamada endotelio que está rodeada por otra capa delgada llamada membrana basal. Su constitución de endotelio de una sola capa, que varía entre los diferentes tipos de capilares, y la membrana basal circundante hace que los capilares sean un poco más fugas que otros tipos de vasos sanguíneos. Además, los glóbulos blancos de su sistema inmunológico pueden utilizar capilares para llegar a sitios de infección u otros daños inflamatorios.

función-de-las-arterias-24

Condiciones y tratamiento de las arterias

La enfermedad arterial es una enfermedad del sistema vascular que perturba a las arterias. Esta enfermedad puede afectar a diferentes partes del cuerpo e incluye enfermedades arteriales tales como la enfermedad arterial coronariaz, la enfermedad de la arteria carótida, enfermedad arterial periférica, y enfermedad de la arteria renal. Enfermedades arteriales trascienden de la aterosclerosis, o la acumulación de placa en las paredes arteriales.

Estos depósitos grasos canales estrechos o arteria bloque causen una disminución en el flujo sanguíneo y aumenta las posibilidades de formación de coágulos de sangre. La disminución del flujo sanguíneo representa que los tejidos y órganos del cuerpo no reciben suficiente oxígeno, lo que puede producir la muerte del tejido. La enfermedad arterial puede pinchar un ataque cardíaco, amputación, accidente cerebrovascular o muerte.

Los factores de riesgo para desarrollar enfermedad arterial incluyen fumar, presión arterial alta, niveles altos de colesterol, dieta deficiente, fundamentalmente alta en grasas, e inactividad. Las sugerencias para reducir estos factores de riesgo incluyen consumir una dieta saludable, conservarse activo y abstenerse de fumar. A continuación describimos las principales condiciones de enfermedades arteriales:

función-de-las-arterias-7

  • Aterosclerosis: la acumulación de colesterol, en lo que se denomina placas en las paredes de las arterias. La aterosclerosis en las arterias del corazón, el cerebro o el cuello puede producir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.
  • Vasculitis o arteritis: Inflamación de las arterias, que puede afectar a una o más arterias al mismo tiempo. La gran parte de las vasculitis son causadas por un sistema inmune hiperactivo.
  • Amaurosis fugax: pérdida de la visión en un ojo producida por una pérdida temporal del flujo sanguíneo a la retina, el tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo. Habitualmente ocurre cuando una porción de una placa de colesterol en una de las arterias carótidas, las arterias a ambos lados del cuello que suministran sangre al cerebro, se rompe y viaja a la arteria retiniana, la arteria que suministra sangre y nutrientes.
  • Estenosis de las arterias: estrechamiento de las arterias, habitualmente causado por aterosclerosis. Cuando la estenosis ocurre en las arterias del corazón, cuello o piernas, las limitaciones en el flujo sanguíneo pueden producir serios problemas de salud.
  • Enfermedad de la arteria periférica: aterosclerosis que causa el estrechamiento de las arterias en las piernas o la ingle. La limitación en el flujo de sangre a las piernas puede causar dolor o una mala cicatrización de la herida.
  • Trombosis arterial: un coágulo repentino de sangre en una de las arterias, que contiene el flujo sanguíneo. Es preciso un tratamiento inmediato para restablecer el flujo de sangre en la arteria.

función-de-las-arterias-22

  • Infarto de miocardio o ataque cardíaco: un coágulo repentino en una de las arterias que proveen sangre al corazón.
  • Accidente cerebrovascular: un coágulo repentino de sangre en una de las arterias que proveen sangre al cerebro. Los accidentes cerebrovasculares asimismo pueden ocurrir cuando una de las arterias en el cerebro estalla, causando sangrado.
  • Arteritis temporal: Inflamación de la arteria temporal en el cuero cabelludo. Los síntomas habituales son dolor en la mandíbula con masticación y dolor en el cuero cabelludo.
  • Enfermedad de las arterias coronarias: aterosclerosis con estrechamiento de las arterias que proveen sangre al músculo cardíaco. La enfermedad de la arteria coronaria hace que un ataque al corazón sea más factible.
  • Enfermedad de la arteria carótida: aterosclerosis con estrechamiento de una o ambas arterias carótidas en el cuello. La enfermedad de las arterias carótidas hace más posible la apoplejía.

Con respecto al tratamiento para las arterias tenemos:

  • Estatinas : remedios para bajar el colesterol que se toman por vía oral, como atorvastatina fluvastatina, lovastatina, pitavastatina, pravastatina, rosuvastatina y simvastina. Tomadas diariamente, las estatinas pueden disminuir el riesgo de un ataque al corazón o un derrame cerebral.
  • Aspirina: además de sus propiedades para disminuir el dolor y la fiebre, la aspirina interfiere con la coagulación de la sangre. Tomado regularmente, la aspirina puede ayudar a prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

función-de-las-arterias-23

  • Plavix: un medicamento que obstaculiza la coagulación de la sangre, similar a la aspirina. Plavix se prescribe usualmente luego de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares para prevenir futuros.
  • Stent arterial: se coloca un stent, un pequeño tubo de malla, dentro de una arteria para conservarlo abierto. La colocación de stent se efectúa con mayor frecuencia en las arterias coronarias.
  • Angioplastia: durante una cateterización de una de las arterias, se infla un globo dentro de la arteria para ayudar a abrirla.
  • Corticosteroides: los medicamentos antiinflamatorios como la prednisona o la metilprednisolona, se manejan para tratar la vasculitis que afecta a las arterias.
  • Biológicos: Un medicamento biológico llamado tocilizumab, se puede usar, el cual se administra en forma de inyección debajo de la piel. Este medicamento se puede utilizar junto con esteroides. Tambien se pueden inyectar en el cuerpo potentes medicamentos “coágulos” para disolver un coágulo de sangre que produce un ataque cardíaco o un derrame cerebral.
  • Cilostazol y pentoxifilina: medicamentos que ayudan a elevar el flujo de sangre a través de las arterias de las piernas. En las personas con enfermedad arterial periférica, estos medicamentos pueden disminuir el dolor de caminar.

(Visited 895 times, 1 visits today)

Deja un comentario