Descubre todo sobre la Función de la Nariz

Parte importante de nuestro cuerpo es la nariz, y no le damos la importancia que se merece. Por ella respiramos y permitimos el paso de oxígeno a nuestro cuerpo, las fosas nasales hacen lo suyo y luego los pulmones purifican el oxígeno para ser regresado al corazón y luego al resto del organismo. Hoy vamos a hablar sobre la Función de la Nariz. (Ver también: Función de las Arterias)

Función-de-la-Nariz-1

Función de la Nariz

Cada parte de nuestro cuerpo es importante, por muy pequeña o insignificante que parezca, es vital para nuestro desarrollo, para que podamos existir como seres vivos. La nariz no escapa de esas pequeñas partes de nuestro que, muchas veces es subestimado por la opinión, por los estándares de belleza y es allí cuando realmente se hace a un lado su real importancia.

Las personas consideran que bendecidos son aquellos quienes han nacido con una nariz hermosa, una nariz que no sea tan grande o pequeña, cuyos orificios sean perfectos, y que no tengan ningún tipo de imperfección. Eso es según los estándares de belleza de nuestros tiempos.

Sin embargo, de cara a la realidad, todos somos bendecidos por la naturaleza, sin importar la estética de nuestra nariz, lo que realmente importa es que la misma cumpla sus funciones vitales, funciones que permiten el sustento de nuestra y que, si esas funciones no se dieran, realmente no podríamos estar del todo bien.

La nariz cumple dos funciones igual de importante para nuestro cuerpo. Es el órgano principal que utilizamos para olfatear, para oler las cosas, para percibir los olores de nuestro entorno, con eso nos podemos orientar, y aunque parezca poco creíble, hay personas que aun sin ver, pueden caminar y orientarse haciendo uso del olfato.

Función-de-la-Nariz-2

La otra función que cumple la nariz y que es muy importante para nosotros, es que forma parte fundamental del aparato respiratorio. En ambos caso, la función principal de la nariz es recoger y canalizar el aire exterior o agua (peces) para conseguir oxígeno y sostener la vida de la persona o animal.

Es importante mencionar que, la nariz, al algunos vertebrados terrestres tiene una función adicional, y es que pueden condicionar el aire que entra al organismo de manera tal que, pueda calentarlo o humedecerlo, según sea la necesidad del ser vivo en ese momento, del clima y de las condiciones ambientales.

La nariz tiene también parte de la culpa de que podamos percibir el gusto. Cuando el animal o la persona huele el aire, lo inhala,el aire pasa a través de la estructura de la nariz hasta llegar al epitelio olfatorio. Estando en la superficie del epitelio olfatorio que se encuentra en la cavidad nasal, los odorantes, que son moléculas de olor, se conectan a los receptores celulares nerviosos que transducir la información de los odorantes al cerebro por medio de impulsos eléctricos.

Como vemos, la nariz, sea larga, grande, robusta, fina, bonita o fea cumple funciones específicas que ayuden a nuestro cuerpo se mantenga vivo, ayuda a la sustentabilidad de la vida, no sólo de los seres humanos, sino que también ayuda a los animales y a todo aquello que tenga una nariz.

Existen métodos de respiración artificial, sin embargo, nosotros tenemos naturalmente una nariz que nos permite esa función, es la principal entrada de oxígeno de nuestro organismo. su función respecto al olfato, al gusto a los olores nos permite no llevar un matiz de blanco y negro en cuanto a olores, sin el olfato simplemente no distinguiríamos ningún olor, es si lo viéramos todo en blanco y negro.

La Nariz

Los seres humanos no son simples criaturas que existan sin ningún motivo, están compuestos por grandes sistemas y a la vez pequeños lo que hace que puedan funcionar. Parece que vemos a los seres humanos como si fueran máquinas, y lo son, son como biomáquinas, más bien biorganismos vivos que, nunca dejan de sorprendernos.

Un dato curioso, nos ocupamos de tantas cosas, nos enfocamos en otras y preocupamos por otras que, olvidamos que respiramos. Es decir, para que se entienda un poco mejor, respiramos pero no somos conscientes de ello, no nos detenemos en algún momento del día a pensar y sentir nuestra respiración.

Es curioso porque sin el oxígeno que conseguimos al respirar, básicamente no estaríamos vivos bajo ningún concepto. Pareciera que respirar fuera algo tan minúsculo pero no lo es, su función en nuestro cuerpo tiene un impacto positivo que permite sustentar nuestra vida y no morir por falta de oxígeno. (Ver también: Función de las Venas)

Función-de-la-Nariz-3

A veces nos vemos al espejo y sentimos que no tenemos la nariz perfecta, no aquella que vemos en la chica de la TV, tan perfilada, tan linda, sin ningún tipo de irregularidad, perfecta…pero, sea como sea, la nariz que tenemos nos sigue permitiendo vivir, nos da el oxigeno que necesitamos para continuar en éste mundo y de eso…de eso no nos damos cuenta.

Si nos sentáramos un momento al día a sentir nuestra respiración, a darle la importancia que se merece, creo que no veríamos la vida de la misma manera, lo veríamos todo diferente y lo percibiríamos diferente. Si la nariz es importante porque por ella entra el oxigeno a nuestro cuerpo, también hay otras razones que nos hacen amarlas.

Seguro en más de una oportunidad cuando íbamos por la calle y pasábamos frente a una panadería en donde recién estuvieran sacando pan del horno, inmediatamente nuestro olfato percibe ese olor tan divino y lo sigue, toda esa cantidad de datos es procesado en nuestro cerebro y nos da hambre, no importa si comimos hace 15 minutos, queremos comer de ese pan recién hecho.

¿Estamos conscientes de nuestro olfato? Cualquier podría decir que sí lo estamos, de lo contrario no reaccionaríamos al estimulo que nos produce el olor de esa comida, pero, es precisamente por eso que surge la pregunta. Reaccionamos al estímulo del olor de la comida, es como si alguien nos pellizcara, reaccionamos a eso.

Función-de-la-Nariz-4

De inmediato vamos, comemos la comida que tiene un olor exquisito y seguro, tampoco la degustamos, simplemente nos la devoramos y ya está. Si nos damos el tiempo de disfrutar de los buenos y ricos olores que olfateamos, porque ese olor entra por nuestra nariz y allí olfateamos y nos deleitamos con el olor, si lo hiciéramos, estaríamos muchísimo más conscientes de la importancia de nuestra nariz y que, sin importar si es perfecta, estéticamente hablando o no, nuestra nariz nos provee de un componente necesario para la vida, el oxigeno y nos permite disfrutar de esos maravillosos olores de la comida antes de comérnosla.

Importancia de la Nariz

Como hemos mencionado anteriormente, cada parte de nuestro cuerpo es importante, cumple alguna función específica, o muchas funciones pero, sin esas partes, existe una buena probabilidad de que nuestro organismo no funcione correctamente. La nariz es una fuente de entrada de datos necesarias para nuestro cuerpo.

El oxigeno lo necesitamos para poder vivir, el oxigeno es vital para la vida, sin oxigeno no hay vida, al menos no para nosotros. Dentro de nuestro organismo se necesita oxigeno, el cerebro necesita oxigeno para poder funcionar correctamente, si no le llega suficiente oxígeno, entonces suceden cosas no muy buenas.

Más allá de su importancia estética, física, la nariz juega un papel importante en nuestra vida; es la principal fuente de oxígeno al cuerpo, y por si fuera poco, cuando vamos donde la abuela y olemos esas ricas galletas que hornea, de inmediato nos da hambre y queremos ir a comerlas como si no hubiera un mañana.

Función-de-la-Nariz-5

La nariz nos provee información que capta del mundo exterior, los olores son información y el oxígeno es un complemento necesario para nuestra existencia, pero la información que nos da el olfato por medio de la nariz es igual de importante, y la razón es sencilla, no hay que complicarse mucho.

Los olores del mundo son información desconocida para el mundo que hay dentro de nosotros, en ese sentido, cuando olemos pan, galleta, queso, medias apestosas, entre muchas cosas, esa información que estamos obteniendo en tiempo real del mundo exterior, y no tenemos registro de ese olor entonces ya lo tendremos.

De niños cuando nos llaman la atención las galletas de la abuela corremos y señalamos que queremos comer de eso, percibimos su aroma, su olor, su frescura pero no sabemos su nombre, no tenemos una etiqueta en nuestra mente para identificar ese olor, pero ya tenemos el olor.

El olor lo tenemos porque los odorantes se conectan a los receptores celulares nerviosos, quienes se encargan de enviar la información al cerebro por medio de impulsos eléctricos, éste procesa esos datos y envía una respuesta, el gusto, pero no tenemos el nombre de lo que hemos olido, cuando tenemos el nombre, por ejemplo, pan, sabemos identificar el olor del pan, de la tierra mojada, del vino, del chocolate, de la carne en sus variaciones, asada, guisada, frita, a la plancha.

Nuestro cerebro es la base de datos más grande que tenemos a nuestro alcance, lo tenemos dentro de nosotros y en él se almacena una gran cantidad de información, esa información debe tener un nombre para poder ser útil para nosotros, y mucha de esa información sucede por el olfato que es gracias a nuestra nariz. (Ver también: Función de la Próstata)

(Visited 171 times, 1 visits today)

Deja un comentario