Descubre todo sobre el Desarrollo Cognitivo

El desarrollo cognitivo es la construcción de métodos de pensamiento, entre ellos los recuerdos, la resolución de problemas y la toma de decisiones, desde la niñez hasta la adolescencia y la edad adulta. Para conocer más acerca de este interesante tema, continua leyendo este interesante artículo…

desarrollo-cognitivo-5

Desarrollo cognitivo

Hace mucho tiempo se creyó que los bebés no tenían la capacidad de pensar o establecer ideas complejas y perduraban sin conocimiento hasta que experimentaban el lenguaje. Ahora se sabe que los bebés son reflexivos de su entorno y están interesados ​​en la exploración desde el instante en que nacen. Desde el nacimiento, los bebés empiezan a aprender rápidamente. Recogen, clasifican y procesan información de su entorno, manejando los datos para desarrollar habilidades de apreciación y pensamiento.

El desarrollo cognitivo se describe cómo el proceso en el que una persona percibe, piensa y gana comprensión de su entorno a través de la interacción de factores genéticos y aprendidos. Entre las áreas del desarrollo cognitivo están el procesamiento de la información, la inteligencia, la reflexión, el desarrollo del lenguaje y la memoria.

Históricamente, el desarrollo cognitivo de los niños se ha ensayado de numerosas maneras. La más vieja es a través de pruebas de inteligencia, como la considerablemente utilizada prueba de cociente de inteligencia (o CI), iniciada en Stanford Binet y luego adoptada para su uso en los Estados Unidos por el psicólogo Lewis Terman, en 1916 a partir de un modelo francés precursor en 1905.

desarrollo-cognitivo-2

Basado en la noción de “edad mental”, según el cual los puntajes de un niño con inteligencia promedio concuerdan con los de su edad, mientras que el desempeño de un niño superdotado es semejante al de un niño mayor, y los puntajes de un alumno lento son equivalentes a aquellos de un niño más pequeño. Las pruebas de CI son considerablemente utilizadas en los Estados Unidos, y la mayoría de los países modernos alrededor del mundo.

En oposición con el énfasis puesto en las destrezas nativas de un niño por las pruebas de comprensión, la teoría del aprendizaje progresó fuera del trabajo por investigadores conductistas como John Watson y BF Skinner, quienes discutieron que los niños son totalmente maleables. La teoría del aprendizaje se orienta en el papel de los elementos ambientales en la formación de la inteligencia de los niños, principalmente en la capacidad de aprender de un niño al premiar ciertos comportamientos y desalentar otros. (Ver articulo: Función del Sistema Digestivo)

Etapas del desarrollo cognitivo

Las etapas de desarrollo son un patrón que detalla las etapas del desarrollo intelectual normal, desde la infancia hasta la edad adulta. Esto incluye al pensamiento, el juicio y el conocimiento. Cada niño transita por las etapas en el mismo orden, y el desarrollo del niño está determinado por la madurez biológica y la interacción con el ambiente.

Aunque no se puede perder ninguna etapa, existen variaciones individuales en la velocidad a la que los niños de desarrollan a través de las etapas, y algunos individuos nunca pueden lograr las etapas posteriores. No se ha afirmado que se alcanzara una etapa particular a una cierta edad específica, aunque las descripciones de las etapas a menudo incluyen una indicación de la edad a la que el niño promedio alcanzaría cada etapa.

desarrollo-cognitivo-20

Infancia

Tan pronto como nacen, los bebés empiezan a aprender a utilizar sus sentidos para examinar el mundo que los rodea. La gran parte de los recién nacidos pueden concentrarse y perseguir objetos en movimiento, diferenciar el tono y el volumen del sonido, ver todos los colores y diferenciar su tono y brillo, y empezar a predecir eventos, como succionar al ver un pezón. A los tres meses, los bebés pueden buscar rostros; copiar las expresiones faciales de los demás, como sonreír y fruncir el ceño y reconocer los sonidos familiares.

A los seis meses de edad, los bebés apenas empiezan a percibir cómo funciona el mundo que los rodea. Copian los sonidos, disfrutan percibir su propia voz, reconocen a los padres, temen a los extraños, diferencian entre objetos animados e inanimados, y el trayecto de base en el tamaño de un objeto. Asimismo se dan cuenta de que si dejan caer un objeto, pueden alzarlo de nuevo. A los cuatro o siete meses, los bebés pueden saber sus nombres.

A los nueve meses, los bebés pueden reproducir gestos y acciones, experimentar con las propiedades físicas de los objetos, razonar palabras simples como “no” y deducir que un objeto todavía existe, inclusive cuando no lo pueden ver. Asimismo empiezan a probar las respuestas de los padres a su comportamiento, como lanzar alimentos al suelo. Recuerdan la reacción y vuelven a probar a los padres para percibir si tienen la misma reacción.

desarrollo-cognitivo-3

A los 12 meses de edad, los bebés pueden seguir un objeto en movimiento rápido; puede hablar de dos a cuatro palabras, entre ellas “mamá” y “papá”, reproducir sonidos de animales, relacionar nombres con objetos, desarrollar accesorios para objetos, como un juguete o una manta; y sienten ansiedad de separación cuando están lejos de sus padres. (Ver articulo: función del estomago)

A los 18 meses de edad, los bebés pueden razonar entre 10 y 50 palabras, identificar partes del cuerpo, poseer un sentido de propiedad al usar la palabra “mío” con ciertas personas u objetos; y puede seguir instrucciones que implican dos tareas diferentes, como recoger juguetes y colocarlos en una caja.

La niñez

Entre los 18 meses y los tres años de edad, los niños pequeños han rebasado la etapa “sensorial-motora” de la teoría del desarrollo cognitivo de Piaget, que involucra un pensamiento básico. Por ejemplo, entienden la persistencia de los objetos y las personas, persiguen visualmente el desplazamiento de los objetos y empiezan a utilizar instrumentos y herramientas. Los niños pequeños empiezan a esforzarse por alcanzar una mayor libertad, lo que puede presentar desafíos a los padres alarmados por su seguridad.

desarrollo-cognitivo-1

Asimismo entienden la disciplina y qué conducta es apropiada e inapropiada, y razonan los conceptos de palabras como “por favor” y “gracias”. Los niños de dos años deben poder razonar de 100 a 150 palabras y empezar a añadir cerca de diez palabras nuevas por día. Los niños pequeños asimismo tienen una mejor comprensión de las emociones, como el amor, la confianza y el miedo. Empiezan a comprender algunos de los aspectos usuales de la vida cotidiana, como comprar comida, decir la hora y leer.

Preescolar

Los niños en edad preescolar, que es entre los tres y seis años, deben estar en la etapa “pre-operacional” de la teoría del desarrollo cognitivo de Piaget, lo que simboliza que están manejando sus destrezas de imágenes y memoria. Deben estar condicionados a aprender y retener información, y su visión del mundo regularmente es muy egocéntrica. Los preescolares habitualmente también han desarrollado sus habilidades de interacción social, como jugar y cooperar con otros niños de su misma edad.

Es normal que los niños en edad preescolar experimenten los límites de sus habilidades cognitivas, y aprendan nociones y acciones negativas, como hablar con los adultos, mentir, y la intimidación. Otros desarrollos cognitivos en los niños en edad preescolar pueden ser ampliar una mayor capacidad de atención, aprendiendo a leer y desarrollando rutinas estructuradas, como hacer tareas domésticas. (Ver articulo: Función del Sistema Nervioso)

desarrollo-cognitivo-4

Edad escolar

Los niños ya un poco más grandes, de 6 a 12 años de edad, deben estar en la fase de “operaciones concretas” de la teoría del desarrollo cognitivo de Piaget, determinada por la capacidad de utilizar acciones lógicas y coherentes para pensar y solucionar problemas. Entienden los conceptos de permanencia y conservación al asimilar que el volumen, el peso y los números pueden perdurar constantes a pesar de los cambios en la forma externa.

Estos niños deben lograr construir sobre experiencias pasadas, usándolos para explicar por qué ocurren algunas cosas. Su capacidad de atención debería aumentar con la edad, desde poder concentrarse en una tarea durante unos 15 minutos a los seis años o una hora a los nueve años.

Adolescencia

Los adolescentes, de 12 a 18 años, deben estar en la fase de “operaciones formales” de la teoría del desarrollo cognitivo de Piaget. Se determina por una mayor independencia para pensar a través de problemas y circunstancias. Los adolescentes deben ser aptos para comprender abstracciones puras, como la filosofía y las nociones matemáticas más complicadas. Durante esta edad, los niños deben poder asimilar y emplear la información habitual necesaria para ajustarse a circunstancias concretas.

desarrollo-cognitivo-8

Igualmente deben poder aprender información específica y habilidades demandadas para una ocupación. Un componente significativo del paso a través de la adolescencia es una evolución cognitiva. En comparación con los niños, los adolescentes piensan de forma más avanzada, más eficiente y regularmente más compleja. Esta habilidad se puede ver de cinco maneras.

Primero, durante la adolescencia, los individuos se tornan más capaces que los niños de pensar en lo que es posible, en lugar de limitar su pensamiento a lo que es real. Mientras que el pensamiento de los niños está encaminado al aquí y ahora, es decir, a cosas y eventos que pueden observar claramente, los adolescentes pueden reflexionar lo que observan en un contexto de lo que es posible, y pueden pensar hipotéticamente. Segundo, durante el paso a la adolescencia, los individuos pueden pensar mejor sobre ideas indefinidas.

Por ejemplo, a los adolescentes les resulta más fácil que los niños entender los tipos de lógica abstracta, de orden superior, inherentes a los juegos de palabras, dichos, metáforas y analogías. La mayor facilidad del adolescente con el pensamiento abstracto potencialmente permite la aplicación de razonamientos avanzados y procesos lógicos a cuestiones sociales e ideológicas. Esto se ve notoriamente en la mayor facilidad e interés del adolescente por pensar en las relaciones interpersonales, la política, la filosofía, la religión y la moral.

desarrollo-cognitivo-9

Tercero, durante la adolescencia, los individuos empiezan a pensar más frecuentemente sobre el proceso de pensar en sí mismo o la metacognición. Como consecuencia, los adolescentes pueden manifestar una mayor reflexión y autoconciencia. Si bien las mejoras en las habilidades metacognitivas ofrecen importantes ventajas intelectuales, un subproducto latentemente negativo de estos avances es la predisposición de los adolescentes a desarrollar una especie de egocentrismo o una acelerada preocupación por el yo.

Un cuarto cambio en la cognición es que la ideología tiende a convertirse en multidimensional, en lugar de restringirse a un solo problema. Mientras que los niños tienden a pensar en cosas de un aspecto a la vez, los adolescentes pueden ver las cosas a través de lentes más complicados. Los adolescentes se representan a sí mismos y a los demás en términos más diversificados y complicados y les resulta más fácil ver los problemas desde múltiples formas.  (Ver articulo: Función del Páncreas)

Las situaciones sociales pueden tener distintas interpretaciones dependiendo del punto de vista de uno, lo que consiente al adolescente tener relaciones mucho más sofisticadas y complicadas con otras personas. Posteriormente, los adolescentes poseen más probabilidades que los niños de ver las cosas como relativas, en lugar de absolutas. Los niños tienden a ver las cosas en términos absolutos, en blanco y negro. Los adolescentes, por el contrario, tienden a ver las cosas como relativas.

Es más fácil que cuestionen las afirmaciones de los demás y es menos posible que acepten los hechos como verdades absolutas. Este aumento en el relativismo puede ser especialmente exasperante para los padres, quienes pueden sentir que sus hijos adolescentes cuestionan todo solo por el bien de la discusión. Las dificultades frecuentemente surgen, por ejemplo, cuando los adolescentes empiezan a ver los valores de sus padres como excesivamente relativos.

Problemas comunes

El deterioro cognitivo es la pérdida ordinaria o la falta de desarrollo de las habilidades cognitivas, especialmente el autismo y discapacidades de aprendizaje. Los Institutos Nacionales de Salud Mental a nivel mundial, describen las discapacidades de aprendizaje como un trastorno que perturba la capacidad de las personas para interpretar lo que ven y escuchan o para relacionar información de diferentes partes del cerebro.

Estas limitaciones pueden presentarse de muchas formas, como dificultades específicas con el lenguaje hablado y escrito, coordinación, auto-control o atención. Estas dificultades se extienden al trabajo escolar y pueden paralizar el aprendizaje de leer, escribir o hacer matemáticas. Un niño que posee una discapacidad de aprendizaje puede tener otras afecciones, como problemas de audición o trastornos emocionales graves. No obstante, las discapacidades de aprendizaje no son producidas por estas condiciones.

desarrollo-cognitivo-6

A partir de 2004, se admite considerablemente que la capacidad intelectual de un niño está establecida por una combinación de herencia y medio ambiente. Por lo tanto, aunque la herencia genética de un niño no se puede cambiar, hay formas específicas en que los padres pueden optimizar el desarrollo intelectual de sus hijos a través de factores ambientales. Pueden facilitar materiales y experiencias de aprendizaje estimulantes desde una edad temprana, leer y hablar con sus hijos y ayudar a los niños a estudiar el mundo que los rodea. (ver: Función de la Próstata)

A medida que los niños maduran, los padres pueden afrontar y apoyar los talentos del niño. Aunque un ambiente de apoyo en la primera infancia suministra una clara ventaja para los niños, es posible compensar las pérdidas tempranas en el desarrollo cognitivo si se facilita un entorno de apoyo en algún período posterior, en contraste con las dificultades tempranas en el desarrollo físico, que frecuentemente son irreversibles.

Si, a la edad de tres años, un niño posee problemas para entender instrucciones simples o se queda indeciso cuando se le pide que haga algo simple, los padres o el cuidador principal deben buscar a un médico o pediatra. El niño puede poseer un retraso en el desarrollo cognitivo. Los padres además deben consultar a un profesional de la salud si, después de los tres años, el desarrollo cognitivo de sus hijos parece ser significativamente más tardío que sus compañeros.

(Visited 536 times, 1 visits today)

Deja un comentario