Descubre la Función de la Vitamina A

La función de la vitamina A, es funcionar como un nutriente soluble en grasa que ejerce un papel vital en su cuerpo. Existe naturalmente en los alimentos que consume y asimismo puede consumirse a través de suplementos. En este artículo se analizan todas las funciones de la vitamina A, entre ellos sus beneficios, las fuentes de alimentos y los efectos de la deficiencia y la toxicidad, continua leyendo para enterarte…

función-de-la-vitamina-a-2

Función de la Vitamina A

La vitamina A es fundamental para su salud, beneficia el crecimiento celular, la función inmunológica, el desarrollo fetal y la visión. Quizás una de las funciones más notorias de la vitamina A es su desempeño en la visión y la salud ocular. La retina, la forma activa de la vitamina A, se combina con la proteína opsina para constituir la rodopsina, una molécula requerida para la visión del color y la visión con poca luz.

Asimismo ayuda a proteger y conservar la córnea, la capa más exterior del ojo, y la conjuntiva, una membrana delgada que envuelve la superficie del ojo y el interior de los párpados. Además, la vitamina A ayuda a conservar los tejidos superficiales, como la piel, los intestinos, los pulmones, la vejiga y el oído interno. La vitamina A es conforme con la función inmunológica al apoyar el crecimiento y la repartición de las células T, un tipo de glóbulo blanco que protege a su cuerpo de las infecciones.

Además, la vitamina A es factible con las células sanas de la piel, la reproducción masculina y femenina y el proceso fetal. La vitamina A ayuda a constituir y conservar dientes sanos, tejidos blandos y esqueléticos, membranas mucosas y piel. Igualmente se conoce como retinol porque produce los pigmentos en la retina del ojo. (ver artículo: Estructura Química de los Lípidos)

función-de-la-vitamina-a-3

La vitamina A promueve la buena visión, esencialmente con poca luz. También puede ser necesario para la reproducción y la lactancia. El retinol es una forma activa de vitamina A. Se halla en el hígado de los animales, la leche entera y ciertos alimentos fortificados. Los carotenoides son tintes de color oscuro o pigmentos, que se hallan en los alimentos vegetales que pueden convertirse en un tipo de vitamina A. Existen más de 500 carotenoides conocidos. Uno de estos carotenoides es el betacaroteno:

  • El betacaroteno es un antioxidante, y los antioxidantes resguardan a las células del daño producido por sustancias llamadas radicales libres. Se cree que los radicales libres favorecen a ciertas enfermedades crónicas y desempeñan un papel en los procesos de envejecimiento.
  • Las fuentes alimenticias de carotenoides, como el betacaroteno, pueden disminuir el riesgo de cáncer.
  • Sin embargo, los suplementos de betacaroteno no parecen reducir el riesgo de cáncer.

La vitamina A es fundamental para diversos procesos en su cuerpo, como conservar una visión saludable, garantizar el funcionamiento estándar de su sistema inmunológico y sus órganos y ayudar al crecimiento y desarrollo apropiados de los bebés en el útero.

función-de-la-vitamina-a-4

La recomendación estándar es que los hombres obtengan 900 mcg, las mujeres 700 mcg y los niños y adolescentes entre 300 y 600 mcg de vitamina A por día. Los compuestos de vitamina A se hallan en los alimentos de origen animal y vegetal y vienen en dos formas diferentes, vitamina A pre-formada y pro-vitamina A. La vitamina A preformada se conoce como la representación activa de la vitamina, que su cuerpo puede utilizar tal como es.

Se halla principalmente en productos animales como carne, pollo, pescado y productos lácteos e incluye los compuestos retinol, retina y ácido retinoico. Los carotenoides provitamina A, que corresponden al alfa-caroteno, beta-caroteno y beta-criptoxantina, son la forma inactiva de la vitamina que se halla en las plantas. Estos compuestos se convierten en la forma activa en su cuerpo. Por ejemplo, el betacaroteno se transforma en retinol, una forma activa de vitamina A, en el intestino delgado. (ver artículo: Función del Apéndice)

¿Qué es?

Aunque la vitamina A frecuentemente se razona como un nutriente singular, pero, en realidad es el nombre de un grupo de compuestos solubles en grasa, que incluyen el retinol, retina y ésteres retinílicos. Hay dos formas de vitamina A que se hallan en los alimentos. La vitamina A preformada, conformada por retinol y retinil, se produce exclusivamente en productos animales, como lácteos, hígado y pescado, mientras que los carotenoides provitamina A predominan en alimentos vegetales como frutas, verduras y aceites.

Para utilizarlos, su cuerpo debe convertir ambas formas de vitamina A en retina y ácido retinoico, las formas activas de la vitamina A. Debido a que la vitamina A es soluble en grasa, se acumula en el tejido corporal para su uso posterior, y la la mayor parte de la vitamina A en su cuerpo se conserva en el hígado en forma de ésteres de retinilo. Estos ésteres se descomponen en retinol en forma trans, que se une a la proteína de unión a retinol, conocida como RBP, luego ingresa al torrente sanguíneo, en cuyo punto su cuerpo puede utilizarlo.

La vitamina A es un nutriente soluble en grasa esencial para la función inmune, la salud ocular, la reproducción y el desarrollo fetal. Tanto la deficiencia como el consumo en exceso pueden producir efectos secundarios graves, por lo que si bien es crucial cumplir con la dosis diaria recomendada de 700 a 900 mcg por día para adultos, no exceda el límite diario superior de 3,000 mcg. Una dieta saludable y bien balanceada es una excelente forma de brindarle a su cuerpo una cantidad adecuada de este nutriente fundamental. (ver artículo: Función del Citoplasma)

función-de-la-vitamina-a-5

Beneficios de la salud

La vitamina A es un nutriente significativo y algo mal entendido, pero que posee muchos beneficios. Es crítico para diversas funciones corporales y, no obstante, varios de nosotros no tenemos suficiente. Esto se debe a la combinación de nuestros cambios en la dieta, la disponibilidad en nuestras fuentes de alimentos y las agitaciones en las tasas de conversión de nuestro cuerpo de la forma inactiva a la activa. La vitamina A es un nutriente importante que posee muchos beneficios en la salud, y actúa de varias formas tales como:

  • Potente Antioxidante

Los carotenoides pro vitamina A, como el beta-caroteno, el alfa-caroteno y la beta-criptoxantina, son precedentes de la vitamina A y poseen propiedades antioxidantes. Los carotenoides combaten los radicales libres: moléculas altamente reactivas que pueden perjudicar tu cuerpo al crear estrés oxidativo.

El estrés oxidativo se ha relacionado con numerosas enfermedades crónicas como la diabetes, el cáncer, la enfermedad cardíaca y el deterioro cognitivo. Las dietas ricas en carotenoides se relacionan con un menor riesgo de varias de estas afecciones, como enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón y diabetes.

  • Esencial para la salud ocular y previene la degeneración macular.

Como se insinuó anteriormente, la vitamina A es fundamental para la visión y la salud ocular. La ingesta apropiada de vitamina A ayuda a resguardarte contra ciertas enfermedades oculares, como la degeneración macular relacionada con la edad o DMAE. Los estudios expresan que los niveles más altos de beta-caroteno, alfa-caroteno y beta-criptoxantina pueden disminuir su riesgo de AMD hasta en un 25%. Esta reducción del riesgo está relacionada a la protección de los nutrientes carotenoides del tejido macular al disminuir los niveles de estrés oxidativo.

función-de-la-vitamina-a-6

  • Puede protegerte contra ciertos tipos de cáncer

Debido a sus propiedades antioxidantes, las frutas y verduras ricas en carotenoides pueden resguardarte contra ciertos tipos de cáncer. Por ejemplo, un estudio en más de 10.000 adultos estableció que los fumadores con los niveles más altos de alfa-caroteno y beta-criptoxantina en la sangre tenían un riesgo 46% y 61% menor de morir de cáncer de pulmón, en comparación con los no fumadores, que tienen una ingesta más baja de estos nutrientes.

Además, los estudios de probeta manifiestan que los retinoides pueden impedir el crecimiento de ciertas células cancerosas, como el cáncer de vejiga, mama y ovario.

  • Vital para la fertilidad y el desarrollo fetal

función-de-la-vitamina-a-10

La vitamina A es fundamental para la reproducción masculina y femenina porque desempeña un papel en el desarrollo del esperma y el óvulo. Asimismo es crítico para la salud de la placenta, el desarrollo y mantenimiento del tejido fetal, así como para el desarrollo fetal. Por lo tanto, la vitamina A es integral para la salud materna y fetal y para aquellos que intentan concebir.

  • Promueve tu sistema inmunológico

La vitamina A afecta la salud inmunológica al provocar respuestas que protegen su cuerpo de enfermedades e infecciones. La vitamina A interviene en la creación de ciertas células, incluidas las células B y T, que desempeñan un papel central en las respuestas inmunitarias que protegen contra la enfermedad. Una deficiencia en este nutriente conlleva a niveles aumentados de moléculas pro-inflamatorias que reducen la respuesta y la función del sistema inmunitario.

Fuentes de comida

Existen diversas fuentes dietéticas de carotenoides con vitamina A preformados y provitamina A. Su cuerpo absorbe y maneja más sencillamente la vitamina A preformada que las fuentes de carotenoides provitamina A de origen vegetal. La capacidad de su cuerpo para convertir naturalmente los carotenoides, como el betacaroteno, en vitamina A activa depende de varios factores, entre ellos, la genética, la dieta, la salud general y los medicamentos.

Por esta razón, aquellos que siguen dietas basadas en plantas, principalmente veganos, deben estar atentos a la hora de conseguir bastantes alimentos ricos en carotenoides. Los alimentos más ricos en vitamina A preformada son los siguientes:

  • Yemas de huevo
  • Hígado de res
  • Mantequilla
  • Aceite de hígado de bacalao
  • Higado de pollo
  • Salmón
  • Queso cheddar
  • Salchicha de hígado
  • Trucha o Salmon

función-de-la-vitamina-a-7

Los alimentos ricos en carotenoides provitamina A como el betacaroteno son los siguientes:

  • Patatas dulces
  • Calabaza
  • Zanahorias
  • Col rizada
  • Espinacas
  • Repollo
  • Acelgas
  • Pimientos rojos
  • Coles verdes
  • Perejil
  • Calabaza

Recomendaciones de toxicidad y dosis

Así como la deficiencia de vitamina A puede perturbar de forma negativa a la salud, obtener demasiada de esta también puede ser peligroso. La cantidad diaria recomendada de vitamina A es de 900 mcg y 700 mcg por día para hombres y mujeres respectivamente, que se puede lograr sencillamente siguiendo una dieta de alimentos integrales. No obstante, es importante no exceder el límite superior tolerable de 10,000 UI (unos 3,000 mcg) para que los adultos prevengan la toxicidad.

Si bien es posible consumir demasiada vitamina A preformada a través de fuentes de origen animal como el hígado, la toxicidad suele estar concernida con la ingesta excesiva de suplementos y el tratamiento con ciertos medicamentos, como la isotretinoína. Dado que la vitamina A es soluble en grasa, se conserva en su cuerpo y puede lograr niveles poco saludables con el tiempo. Tomar demasiada vitamina A puede producir efectos secundarios graves e inclusive puede ser fatal si se ingiere en dosis extremadamente altas.

La toxicidad aguda por vitamina A se produce durante un corto período de tiempo cuando se consume una dosis única y exorbitantemente alta de vitamina A, mientras que la toxicidad crónica se origina cuando se ingieren dosis más de 10 veces la dosis diaria recomendada durante un período de tiempo más extenso. Los efectos secundarios más habituales de la toxicidad crónica por vitamina A, frecuentemente denominada hipervitaminosis A, incluyen:

función-de-la-vitamina-a-8

  • Perturbaciones en la visión
  • Dolores articulares y óseos
  • Escaso apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Sensibilidad a la luz del sol
  • Pérdida de cabello
  • Dolor de cabeza
  • Piel seca
  • Daño hepático
  • Ictericia
  • Desarrollo retrasado
  • Disminución del apetito
  • Confusión
  • Picazón en la piel

Aunque es menos habitual que la toxicidad crónica por vitamina A, la toxicidad aguda por vitamina A se relaciona con síntomas más graves, como daño hepático, aumento de la presión craneal e inclusive la muerte. Además, la toxicidad de la vitamina A puede perturbar negativamente a la salud materna y fetal y puede producir defectos de nacimiento.

Para evitar la toxicidad, evite los suplementos de vitamina A en dosis altas. El límite superior tolerable para la vitamina A se aplica a las fuentes de alimentos de origen animal de la vitamina A, así como a los suplementos de vitamina A. El alto consumo de carotenoides en la dieta no se relaciona con toxicidad, aunque los estudios relacionan los suplementos de betacaroteno con un mayor riesgo de cáncer de pulmón y enfermedad cardíaca en los fumadores. Dado que mucha vitamina A puede ser nociva, consulte con su médico antes de tomar suplementos de vitamina A.

función-de-la-vitamina-a-9

(Visited 180 times, 1 visits today)

Deja un comentario