Función de la Nutrición: ¿cuál es?, estructura, importancia, y más

La función de la nutrición es procurar el bienestar físico y orgánico basándose en el consumo de alimentos apropiados que otorguen al organismo la cantidad suficiente de energía y proteínas para el desarrollo sano de la vida diaria; dichas funciones se explican a detalle a continuación.

¿Cuál es la Función de la Nutrición?

Primero que nada, la nutrición es considerada una función vital de todo ser vivo, como lo son la respiración la socialización y la reproducción; esta consiste básicamente en proveer al organismo de la energía necesaria para sobrevivir proveniente de los elementos del medio que lo rodea.

En segundo lugar, para que exista nutrición deben existir alimentos nutritivos; estos están compuestos de hidratos de carbono o azúcares, lípidos o grasas, proteínas y vitaminas y más.

Por tanto; si bien la nutrición es considerada como el estudio de la interacción entre los alimentos y la salud, esta consiste en un proceso natural, química y biológicamente diseñado, por medio del cual el organismo se enriquece con las distintas sustancias que son elementales para su funcionamiento, estructuración y supervivencia.

La Nutrición, entonces; es definida como un grupo de procedimientos, por medio del cual se incorpora al organismo energía esencial para la manutención del organismo y por ende sus funciones básicas y complementarias; otorga al organismo la capacidad de su autorenovación y autoreparación; y por último aporta la cantidad necesaria de sustancias propias para las reacciones químicas naturales del cuerpo.

En medio de dicha función todo ser vivo debe pasar por ciertas etapas en las que intervienen la atracción de los nutrientes, su metabolización y sucesiva distribución al resto de los órganos y la  subsecuente eliminación de los residuos.

Dentro del encargo de sintetizar los alimentos que entran al organismo para transformar en elementos descomprimidos y facilitar su tránsito hacia la sangre primero y de ahí seguidamente ser esparcida a todas las células que conforman el organismo, excluyendo todo aquello excede o es dañino resaltan las siguientes etapas fundamentales:

Ingestión

Es el ingreso al interior del organismo de los elementos portadores de nutrientes; dichos elementos no son capaces por sí solos de descomponerse y extraer los principios activos provechosos para el organismo y desechar los perniciosos; por lo que son sometidos por facultades orgánicas a un proceso denominado digestión; función por medio de la cual dichos elementos se descomponen convirtiéndose en sustancias reutilizables por las células.

En este sentido; el aparato digestivo se presenta como un canal transformador de células que se inicia en la boca y concluye con la secreción de distintas sustancias específicas como parte de la propia función del estomago, conocidas como jugos gástricos; donde intervienen además entre otros órganos el intestino delgado, el páncreas y el hígado.

La digestión descompone los alimentos de dos formas básicas que son:
Física

También conocida como mecánica, consiste en la trituración por los dientes de los alimentos dentro de la boca generando lo que se conoce como bolo alimenticios, los fragmentos de comida que van al estómago; donde este por los movimientos que ejecuta y con la intervención de los intestinos las sustancias consumidas se convierten en nutrientes llegan al resto del cuerpo.

Química

Dicho proceso químico natural es ejecutado por  las moléculas que componen los alimentos y los nutrientes orgánicos los cuales son condensados hasta lograr ellas sus compuestos elementales los cuales; serán absorbidos por la sangre.

Dicho proceso es llevado a cabo por medio de las enzimas que se encuentran en la saliva y los jugos gástrico, pancreático e intestinal.

Metabolización

Como proceso concatenado se realiza la metabolización de los alimentos; el cual consiste en un grupo de reacciones químicas intraorgánicas producidas por las células de donde se extrae la energía y el resto de los elementos necesarios para la subsistencia.

Esta metabolización consiste básicamente en un proceso de absorción en el que se logra la transformación de los elementos consumidos en sustancias digeribles que se distribuyen en el interior del tubo digestivo y se distribuyen a los vasos sanguíneos y linfáticos, para que por medio de estos lleguen a todos los órganos del cuerpo.

Este proceso posee dos tipos los cuales aunque opuestos, ambos funcionan de forma conjunta y armónica, y constituyen en un mismo fin una unidad inseparable:

Catabolismo

Esta etapa del proceso metabólico radica en la descomposición química de los nutrientes orgánicos convirtiéndolos en compuestos finales sencillos, con el fin de obtener de ellos su energía química y constituirla en una forma de utilidad para las células del organismo.

El catabolismo es exactamente opuesto al anabolismo; las reacciones catabólicas consisten principalmente en todas aquellas reacciones de reducción y oxidación que simplemente se refiere al cambio de oxidación que realiza un elemento al interactuar con otro.

Anabolismo

Este proceso tiene como objetivo sintetizar los compuestos celulares a partir de precedentes de otros elementos, moléculas orgánicas, que posean baja masa molecular, es decir, menor peso, por lo que también se le conoce como biosíntesis. Es una de las dos partes en que suele dividirse el metabolismo.

Si bien anabolismo y catabolismo son dos procedimientos distintos, en el caso del anabolismo las moléculas orgánicas o incluso inorgánicas son transformadas desde lo más sencillas hasta lo más complejas, con la intervención de una dosis de energía llamada reacciones endergónicas, que consiste en el aumento de la energía propia de cada organismo en igualdad con el poder reductor, que se refiere a la propia capacidad que tiene la molécula para actuar como transportador de energía.

Al contrario de lo que ocurre con el catabolismo, el proceso anabólico es un proceso de construcción, donde se obtiene moléculas de grandes dimensiones a partir de otras más pequeñas donde se logran grandes cantidades de proteínas principalmente.

Adicionalmente, en el proceso de metabolismo interviene cierta función del sistema respiratorio, generando una acción que es conocida como

Metabolismo celular

La función de este proceso consiste en intercambiar oxígeno (O2) por dióxido de carbono (CO2) luego de realizada la respiración celular para descartar el CO2 del organismo; proporcionando toda la cantidad necesaria de oxígeno para que las células permanezcan sanas.

El sistema respiratorio obtiene el oxígeno que necesita del medio ambiente, lo deposita en el torrente sanguíneo y de allí a las células del organismo; en contraparte, en el mismo proceso expulsa el dióxido de carbono procedente de las células que constituye un material de desecho; dicho intercambio es conocido como hematosis.

En los seres humanos y mamíferos del reino animal la hematosis en una función de los pulmones; en el caso de los peces, los moluscos y otras especies acuáticas, dicha acciones se produce a través de las branquias, en los insectos, es el tubo traqueal en encargado de dicho proceso; mientras que en otros como los gusanos la hematosis se realiza a nivel cutáneo.

Excreción

Consiste en la mera expulsión de los elementos sobrantes e innecesarios resultantes de la metabolización.En este caso, la función del sistema excretor es lograr una constante en el medio interno el componente fundamental para la propia existencia, eliminado del organismo todos aquellos elementos que se consideren innecesarios a partir de metabolismo celular.

De manera tal que, si sistema respiratorio es el responsable de expulsar el dióxido de carbono de la sangre, es el sistema excretor el encargado de expulsar del organismo todas aquellas sustancias nitrogenadas de la sangre.

Estos desechos nitrogenados son eliminados por el organismo como urea, ácido úrico y amoníaco.

La urea es definida como un elemento químico y sin color que está ubicada la mayoría de las veces  en la orina y en las heces fecales; compone el primer fruto logrado después del metabolismo de las proteínas en todos los mamíferos del reino animal y en los humanos.

En tanto el ácido úrico es un componente orgánico constituido por dióxido de carbono, nitrógeno, oxígeno e hidrógeno. Se produce en el hígado, los músculos, los intestinos, los riñones y el endotelio vascular, como producto último en el proceso de catabolismo a partir de ciertos  compuesto orgánico heterocíclico aromático, mediante la actuación de la enzima xantina oxidasa; una enzima reactiva de oxígeno que se encuentra en la mayoría de los seres vivos.

Por otra parte, el amoníaco es un gas incoloro con un repulsivo olor particular; este elemento forma parte de las necesidades nutricionales de ciertos grupos de seres vivientes por ser un antecesor de los fertilizantes.

En los animales y en el ser humano los procesos excretores fundamentales son la formación de orina y materia fecal; y la exclusión de dióxido de carbono. En alimañas terrestres los órganos excretores suelen estar ubicados al principio del intestino, donde dichos productos se unen directamente a las heces fecales.

En esta etapa de transformación de los alimentos se distinguen otro elemento fundamental:

La Secreción

En muy resumidas palabras este es un proceso por medio del cual una célula expulsa de su entorno sustancias cuya función propia debe ser realizada fuera de la célula; es acción consiste básicamente en liberar ciertas sustancias que son trasladadas desde el citoplasma al exterior por medio de la ósmosis.

Adicionalmente durante todo el proceso interviene:

En el Sistema circulatorio

El aparato circulatorio traslada los nutrientes, gases, productos de desecho y otros elementos obtenido de los alimentos, agrupándolos en todas las células del cuerpo. Es decir; se encarga de distribuir los nutrientes, el agua, las hormonas, las enzimas, los anticuerpos y el oxígeno al cuerpo y recoger los residuos y el dióxido de carbono para llevarlo al exterior.

El transporte de nutrientes es llevado a cabo por los órganos circulatorios, el cual está compuesto por el corazón, las arterias, las venas y los capilares sanguíneos; es la sangre que viajando por dichos órganos la que traslada las proteínas, glúcidos, lípidos, agua, sales, enzimas, hormonas, oxígeno y en fin todas aquellos elementos que son indispensables para el correcto funcionamiento del organismo.

Esto quiere decir en palabras llanas, que todos los órganos que componen el aparato circulatorio se integran con el fin de llevar oxígeno y nutrientes a las células y recibir de ellas el dióxido de carbono y desechos resultantes del metabolismo celular. (Ver: Función del Corazón)

Tipos de nutrición

La función de nutrición es indispensable, como ya se ha dicho, para todo ser viviente, de esta manera los tejidos del propio organismo crecen, desarrollan sanamente proveyendo de la cantidad de energía necesaria que el cuerpo necesita para la función de resto de sus órganos, además de ser capaces de renovarse cuando están dañados o deteriorados.

Existen dos tipos de nutrición: la autótrofa y la heterótrofa; los cuales se clasifican según el mecanismo en que son obtenidos los alimentos.

Nutrición Autótrofa

Los seres vivos son conocidos como autótrofos, cuando posee la habilidad de construir la materia orgánica que compone su propio alimento, a partir de compuestos inorgánicos simples como por ejemplo el agua, el dióxido de carbono y las sales minerales; para ser utilizados posteriormente como fuente rica en energía.

Este proceso bioquímico es común en las plantas donde se conoce como fotosíntesis, acción que utiliza como fuente de energía la luminosa; derivada de la luz solar y que es obtenida por medio de la intervención de un pigmento conocido como clorofila que se halla en los cloroplastos.

Nutrición heterótrofa

Los seres vivos son conocidos como heterótrofos, cuando estos no posee la habilidad de construir la materia orgánica que compone su propio alimento y deben proporcionársela consumiendo otros seres vivos del medio ambiente que los rodea, para lograr su subsistencia.

En este caso, la nutrición se fundamenta en obtener nutrientes y oxígeno del medio para alcanzar la energía suficientemente necesaria para la vida diaria.

Importancia

Una sana alimentación es indispensable para el correcto funcionamiento del organismo; esto se refiere a comer alimentos bajo en grasas dentro de una dieta equilibrada que proporcione las cantidades correctas de energía y nutrientes necesarios para la vida diaria.

funcion de la nutricion

Los nutrientes son elementos presentes en todos los alimentos que ejercen acciones concretas sobre el funcionamiento del organismo, estos son utilizadas por el metabolismo para transformarla en energía para el cuerpo; existiendo dos tipos fundamentales

Nutrientes orgánicos

Estos están constituidos por moléculas grandes y complejas originadas por otros seres vivos; en términos generales están compuestas por carbono, algunos de estos nutrientes son los glúcidos, los lípidos, las proteínas y los ácidos nucleicos.

Nutrientes inorgánicos

Son principalmente el agua y las sales minerales, están constituidos por diversos elementos químicos, en los que el carbono no se considera elemento principal.

funcion de la nutricion

Cada ser vivo necesita una cantidad diferente de nutrientes; en el caso de los seres humanos, este va a depender directamente del peso corporal y de las actividades físicas que realice diariamente. Ahora bien, dichos nutrientes se componen en dos grandes grupos cada uno de ellos con funciones específicas; estos son:

Macronutrientes

Llamados así por la cantidad necesaria para el cuerpo; son todos aquellos nutrientes que aportan de los alimentos la mayor parte de la energía metabólica que el cuerpo necesita; adicionalmente aportan elementos que originan ciertos tipos de sustancias que son indispensable para el crecimiento, desarrollo y supervivencia de otros organismo vivos en el interior del cuerpo.

Los macronutrientes más importantes son:

Hidratos de Carbono

llamados también glúcidos; se tratan de moléculas combinadas por hidrógeno, carbono y oxígeno; de este se obtiene la mayor cantidad de energía requerida por el cuerpo en cuanto a cantidad ingerida correspondiente a la dosis diaria en una dieta balanceada.

Proteínas

Son moléculas constituidas a partir de un conjunto de cadenas de aminoácidos constituyendo aproximadamente la mitad de lo que se denomina peso seco del tejido muscular. Su aporte energético para el organismo es igualmente proporcional como el de los glúcidos. (Ver: Función de las Proteínas)

Lípidos

Llamados también grasas son un grupo de elementos orgánicos heterogéneo, los cuales están formados por carbono, hidrógeno y oxígeno fundamentalmente, pero también otras ocasiones se constituyen de azufre, nitrógeno y fósforo. (Ver: Función de los Lípidos)

Micronutrientes

Se les conoce así ya que su aporte energético al organismo es mínimo y casi inexistente, pero aun así necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo y los órganos ya que asienten en la regulación de los procesos metabólicos y bioquímicos. Estos micronutrientes son:

Vitaminas

Son elementos presentes pequeñas cantidades inmersos en los alimentos en que son necesarias para el sano funcionamiento del organismo. Ejercen funciones como catalizadores en las reacciones químicas que se efectúan en el cuerpo humano procurando la liberación de energía.

Minerales

Son todos aquellos elementos inorgánicos necesarios para el organismo para optimizar el sano funcionamiento del cuerpo, la formación de huesos y músculos, la regulación del ritmo cardiaco y la producción de hormonas; entre otro.

Dichos elementos representan al menos un 5% del peso corporal del organismo los cuales se encuentran estrechamente relacionados con los micronutrientes.

En los animales

Para los animales es también necesaria la energía para sobrevivir, pero a diferencia de las plantas que la toman directamente del sol estos la poseen de la misma forma que los seres humanos; por medio del consumo de  alimentos y de oxígeno.

En las plantas

Las plantas obtienen sus alimentos desde la raíz; por medio de ella ingresan las cantidades de líquido y sales minerales requeridas para su supervivencia, mientras que por medios de las hojas recolectan el dióxido de carbono y la correspondiente energía calórica proveniente del sol.

En el interior de las plantas una vez recolectado todo el material orgánico necesario se realiza la fotosíntesis la cual consiste la transformación de esos elementos y otros que sean necesarios para su crecimiento y sano desarrollo; la acción equivalente a la digestión en los seres humanos, con una diferencia; las plantas no están provistas de equipo excretor; en cambio sus poca cantidad de desechos es almacenada y reutilizada para la elaboración de otras sustancias proteicas.

Función de la Pirámide nutricional

Es una mera herramienta de promoción de la salud expresada de forma gráfica diseñada bajo el concepto icónico de una pirámide agrupando los alimento según su importancia y propio valor nutricional.

Su función principal es orientar en relación a la frecuencia y las cantidades en que deben ser consumidos los alimentos.

Estructura

Esta pirámide se fundamenta en cinco grupos de alimentos cada uno con características muy particulares; los cuales deben ser consumidos diariamente.

GRUPO 01: cereales y tubérculos

Constituidos por cereales, pan, patatas, pasta. Estos alimentos son la base de la pirámide; proveen al cuerpo de carbohidratos y otros elementos esenciales.

GRUPO 02: frutas, verduras y hortalizas

Es el segundo escalafón de la pirámide; estos productos se caracterizan por ser ricos en fibras vegetales, vitaminas solubles en agua y minerales; también son conocidos por contener grandes reservas de agua e hidratos de carbono y pocas proteínas o lípidos.

GRUPO 03: lácteos, carne, pescado, huevo y legumbres

En este nivel se encuentran los conocidos como alimentos proteicos tales como la carne roja o blanca y los lácteos o alimentos a base de este que aportan el calcio y las grasas suficientes para fortalecer principalmente dientes y huesos; y el organismo en general.

GRUPO 04: aceites, grasas y frutos secos

En este grupo se encuentran la mantequilla o margarina y los aceites de oliva, girasol, maíz o soja, la manteca, el tocino y la mayonesa. Estos contienen gran valor debido a los ácidos grasos que posee.

GRUPO 05: Azúcares

El último peldaño de la pirámide es constituido por los dulces, bebidas azucaradas, gaseosas y alcohólicas; este tipo de alimentos aportan al organismo una gran cantidad de calorías; por lo que su consumo frecuente no es recomendable.

Estos alimentos si bien es ciertos son fuente de energía de fácil acceso, son en misma proporcionalidad inherentes a nutrientes.

Relación y producción de la Nutrición

Se refiere a estrategias basadas en la elaboración de planes nutricionales adaptados a los sistemas de producción y perfil genético según las necesidades de grupos sociales específicos. En este programa se destacan tres objetivos básicos fundamentales que son:

Determinar el potencial genético del alimento

Se refiere al monitoreo constante de un componente alimenticio especifico determinando entre otras cosas el índice diario de consumo en contratarte con el nivel de producción que dicho producto posee.

Procesamiento de Datos

Como es de esperarse toda investigación de mercado debe poseer una base de registro de resultados; en este caso las variables que son investigadas se relacionan con el nivel proteico e ingesta del producto en relación con la lisina y energía que este aporta.

Diseño del Programa Nutricional

Se trata de elaborar un programa que mejore el estado físico y químico de cada producto que hace parte de la pirámide alimenticia con el objetivo de alcanzar la máxima estabilidad de producción en base a las necesidades de consumo.

Función de la Nutrición para niños

Una sana nutrición equivale a un buen crecimiento del niño. La alimentación trasciende tanto en al crecimiento físico como al desarrollo intelectual. La función de la alimentación en edades tempranas ejerce un papel fundamental en el desarrollo de la vida adulta; de allí su extrema importancia.

Es justamente, durante la infancia que se arraigan los hábitos alimentarios, y de no ser adquiridos correctamente, traerán consecuencias a largo plazo. Con una correcta rutina alimenticia que parte desde ingerir pequeñas cantidades de alimentos hasta no consumir agua entre bocado, ajustada a un estilo de vida sano, se reducen considerablemente las posibilidades de que en el futuro se sufra ciertas patologías.

Además, además de evitarse los molestos trastornos nutricionales, como por ejemplo la anemia, el sobrepeso o la obesidad o trastornos digestivos como la flatulencia o la acidez.

En términos generales, lo más apropiado es que los niños consuman dietas ricas en cereales, frutas y verduras y bajos en grasas saturadas y sal; siendo alternados con huevos, lácteos y pescado.

Por otra parte, el consumo de carnes rojas y derivados debe ser mesurado, consumiendo preferiblemente acompañados de agua como bebida para las comidas.

También se debe tener en cuenta que el consumo de azúcares es poco recomendable; este aporta grandes cantidades de energía al cuerpo pero ningún nutriente lo que es perjudicial para la salud en la edad adulta.

Por último, se debe tener siempre presente que cada niño al igual que cada persona tiene requerimientos alimenticios particulares que se ajustan según sus necesidades diarias; pero en pocas palabras, la función de la nutrición en los seres vivos es un procedimiento sumamente engorroso que amerita la interacción de diversos elementos y órganos para que el cuerpo logre recibir todos los nutrientes transformados en energía necesaria para el día a día.

(Visited 1.578 times, 5 visits today)
Categorías Alimentos

Deja un comentario